Contador de Visitas :))

domingo, 30 de septiembre de 2012

CAPITULO 44 "Fuera preocupaciones"

Narra Harry*

Estoy tumbado en una camilla de hospital. Menudo día, y yo que quería que fuese tranquilito...
Una enfermera me esta limpiando la herida de la ceja y la oreja y bueno la mayor parte del lado derecho de mi cuerpo que era por donde me había caído y lo tenía todo con arañazos y heridas. Estaba en calzoncillos y la enfermera jovencita me miraba algo sonrojada, la verdad es que estaba buena, le voy a sonreír...¿pero qué digo? ¡Mi estatuilla! Estará súper preocupada la pobre y yo aquí fijándome en esta...
Que ganas tengo de abrazarla y besarla, supongo que llegará pronto, espero que no este muy preocupada y venga tranquila...
-¡Harry!-la puerta se abrió de golpe cortando mis pensamientos y por allí entraron mis ojos preferidos.
Ana se abalanzó sobre mi y me dió un fuerte abrazó mientras lloraba...y yo quería que viniese tranquila...la experiencia me ha trastornado...¿cómo va a venir tranquila después de ver como a su gordo se lo llevaban por delante un grupo de fans? La enfermera se fue por la puerta sigilosamente.
-Ana, tranquila, que estoy bien...-le acaricié la cabeza mientras la abrazaba. Me dolía un poco el cuerpo pero no le dije nada-ya esta, ya esta...-le decía mientras lloraba.
Esperé hasta que se hubo tranquilizado un poco para separarla de mi. Tenía los ojos hinchados y rojos de llorar, le sonreí y le pase las palmas de mi manos por sus mejillas mojadas de lágrimas, secándoselas.
-No te vuelvas a separar de mi...-me dijo, mientras agarraba mis manos y las besaba para después volver a abrazarse con fuerza a mi.
Me hizo gracia lo que me dijo y reí mientras la abrazaba, lo decía como si con ella, no me fuese a pasar nada, como si me fuese a cuidar de todo...¡me gusta!
Yo la abracé con más fuerza y le susurré al oído:
-Nosotros jamás estaremos separados, nunca.-después hice una pausa y le dije-Nos pondremos unas esposas e iremos a todos lado juntos.
Conseguí qué riera.

Narra Zayn*

Me desperté un poco desorientado. Abrí los ojos lentamente y bajé la vista. Había una personita agarrando mi mano llenándola de lágrimas, que lloraba desconsoladamente. Era Clara. Le puse una mano sobre su cabeza y ella la levanto rápidamente.
-¿Estas bien, Zayn? ¿Quieres qué llame al médico?-me dijo preocupada y limpiándose las lágrimas que recorrían su cara y levantándose veloz.
-No, no...estoy bien, pero no llores en mi mano, ya sabes que le tengo miedo al agua...-le dije sonriendo.
-¡Estas tonto!-me respondió riendo.-En serio, ¿estas bien?-me dijo acariciándome la mejilla.
-Ahora que lo dices, quizás necesite una médica, corre ve a llamar a la Doctora Clara-reí, pero al momento me encogí porque me dio un pinchazo-¡Ay!
-Voy a llamar al médico-dijo Clara segura y dándose la vuelta, pero la agarré antes de que se fuese de la mano y la acerqué a la cama.
-No hace falta listilla...quédate conmigo-le dije primero serio y después sonreí.
Ella se sentó en la cama y me agarró la mano acariciándola suavemente.




Me perdí en sus ojos, algo rojos pero con ese brillo que nunca perdía, ya me sentía mucho mejor.

Narra Ana María*

-Pero, ¿qué pintas me traes, preciosa?-me dijo Harry.
Ya nos habíamos separado y me senté en la camilla, mientras el se incorporaba un poco. Los dos reímos. La verdad es que es vergonzosa la pinta que traigo, saldré en todas las revistas como la novia de Harry Styles que se viste fatal, pero bueno, eso me da igual.
-¡Por tu culpa es! ¡Que he tenido que ponerme lo primero que he pillado!-en ese momento me levanté de la camilla y le hice un pase de modelo, con mi pijama, mis botas camperas, mi chaqueta a medio abrir, mi moño deshecho y con la cara sin pintar. El se empezó a reír con esa preciosa risa y aún rió más cuando le dije:
-¡Cómo Cara Delevingne!-mientras me tocaba el pelo de forma picara.
Después volví a sentarme en la cama. Me acercó a el aún riendo, me dio un rápido beso en los labios y me dijo:
-Tu lo haces mucho mejor.
-Ya lo se...
-Oye gordita...¿puedo llamarte gordita?-me dijo.
-Claro que sí, señor gordito-le respondí.
-Podríamos salir así a la calle, tu con esas pintas y yo en calzoncillos.-rió.
-Nos darían el premio a la pareja con más estilo-le dije. Es curioso como las cosas cambian en un momento, ya estaba tranquila, ya estaba con mi chico, y ya volvía a ser completamente feliz.

Narra Clara*

Cuando Zayn se quedó dormido, le acaricié la mejilla y fuí a por un médico. El médico entró conmigo en la habitación, lo despertó y le hizo algunas pruebas sencillas a Zayn. Dijo que estaba bien, que había sido un fuerte golpe en la cabeza, que estaba perfectamente, pero que aún así lo quedarían en observación durante esta noche.
Cuando salí vi a los chicos y les dije que Zayn ya se había despertado que estaba bien pero que tenía que quedarse esta noche.
-Sus padres ya han llamado, dijeron que vendrían, pero no creo que estén para esta noche, ¿quién se queda con el?-dijo Liam.
-Yo me quedo con el, no me importa-les dije.
-Vale, pues a nosotros nos han dicho que ya nos podemos ir-dijo Louis.
-Tengo hambre-dijo Niall, por supuesto.
Marta río pero le dijo:
-Primero vamos a ver a Zayn y después cuando vayamos a casa hago una grandísima comida, ¿quieres?
Todos se levantaron para dirigirse a la habitación de Zayn.
-Vale, pero haces tortilla.
Todos reímos.

Narra Harry*

-Ya te puedes ir. Procura limpiarte las heridas del cuerpo y la de la ceja...-estaba diciendo la enfermera.
-Ya se la curo yo, estoy estudiando enfermería.-le dijo Ana sonriendo amable.
Los dos salimos de la habitación y nos dirigimos hacia donde Ana decía que estaba el resto de los chicos pero allí no había nadie.
-¿Dónde están?-dijo.
-¿Seguro qué era aquí?-le dije mirando para todos lados.
-Segurísima. A lo mejor se han ido a ver a Zayn. Pero no se en que habitación estaba.-me dijo.
-Bueno vamos a preguntar-le dije agarrándola de la mano.
Estuvimos dando vueltas y vueltas porque no encontrábamos a nadie que nos lo pudiese decir y nos mandaban a recepción pero también nos perdíamos.
-Tu sentido de la orientación da asco-me dijo Ana riendo.
-Pues anda que el tuyo...-le dije bufando.
-Tendríamos que estar con Clara, ella se orienta muy bien...

Narra Cristina*

Estábamos hablando con Zayn. Se le veía bien, estaba un poco pálido pero se encontraba bien que era lo importante. Los chicos nos estaban contando lo ocurrido y de como ellos lo habían pasado allí, cuando Harry y Ana entraron en la habitación.
-¡Por fin llegamos!-dijo Harry.
-¡Zayn! ¿Cómo estas?-le dijo Ana mientras se acercaba a el y le daba un delicado abrazo.
Tras un rato allí hablando y riendo , nos despedimos y quedamos en la habitación a Zayn y Clara. Salimos del hospital donde miles de periodistas, fotógrafos y fans esperaban a los chicos. Nosotras íbamos con ellos, pero nos dio igual. Nos metimos en el coche y nos fuimos a casa de los chicos. Esa noche nos quedaríamos con ellos, ninguna de nosotras quería separarse de su chico, estaba comprobado...ni El, ni Marta, ni Ana, ni yo....ni tampoco Clara...

viernes, 28 de septiembre de 2012

CAPITULO 43 "Un mal día"

Narra Marta*

Me había quedado sin respiración. Quería a todos los chicos pero en ese momento solo podía mirar a mi Niall. Vi su cara de angustia, es claustrofóbico. Cuando se vea rodeado de gente...gente que le va a empujar, que le van a aprisionar, que le van a tocar... Sólo podía llorar de la impotencia de ver a Niall en esa situación rodeado de gente y sin poder hacer nada, sentada en el sofá de mi casa. Aunque verlo, lo vi poco. Cuando las fans los alcanzaron ya solo se veían carteles volando, camisetas de "I love 1D" y chicas acumulandose en un solo punto, donde estaban los chicos.
-¡Madre mía! ¿Qué hacemos?¿Qué hacemos?-decíamos todas al mismo tiempo.
-Cristina, ¿cuál es el hospital más cercano a esa zona?-le preguntó mi hermana a Cristina.
-Eehhh, eeehhh ¡no me acuerdo!-dijo Cristina llorando. No apartaba la vista de la televisión y las manos le temblaban.
-Cristina, escúchame, tranquila, piensa.¿Dónde esta el hospital más cercano a esa zona?-le dijo Clara agarrándola de la cabeza obligándola a mirarla a los ojos.
Cristina por fin dijo un nombre.
-Marta, cógete un abrigo, nos vamos.-me dijo Ana.
Todas nos levantamos rápidamente del sofá y fuimos a por nuestros abrigos, no nos pusimos ropa de salir, nos pusimos el abrigo encima del pijama y una zapatillas de deporte. Antes de salir por la puerta, miramos por última vez la televisión. Los de seguridad ya habían logrado llegar a los chicos y los sacaban del barullo apartando a las fans. Se veían bien, aunque algo desorientados y con sangre...¡espera! ¿Esos son Harry y Zayn?

Narra Cristina*

Conducir en este estado de nervios debería estar prohibido. Estaba llorando como una magdalena por lo que mi vista era nebulosa. Mis manos temblaba y no pensaba con claridad, no me podía quitar de la cabeza la imagen de los chicos. Por un momento pensé que me quedaba sin novio. Aceleré, tenía que ir más rápido, tenía que llegar cuanto antes, tenía que saber como estaban.

Narra Ana María*

Estaba actuando como la madura y tranquila chica que sabe que su novio y amigos están perfectamente, que esto es un simple susto y que no hay que exagerar, todo esta bien. ¿Pero a quien intento de engañar? Estoy súper nerviosa, tengo miedo, miedo por mi pobre gordito...espero que este bien porque no podría vivir sin el. He aprendido a amarle en este verano más de lo que jamás he amado o podré amar a nadie, nunca.

Narra Louis*

-¡Harry!¡Harry!¿Niall?¿Dónde estáis chicos?¡Zayn!-no sabía lo que había pasado, pero estaba rodeado de fans. En el momento en el que vimos que se abalanzaban sobre nosotros intentamos juntarnos en un grupo pero en un momento había perdido al resto de chicos entre la marea de gente-¡Sueltame!-le grité a una fan que me agarraba de lo que quedaba de la manga de mi sudadera.
Sabía que ellas no nos querían hacer daño y me dolía tener que hablar y apartarlas de mi lado de esa manera pero es que sin darse cuenta, lo estaban haciendo, nos estaban haciendo daño.
Me intenté de abrir paso entre la gente.
-¡Louis!¡Louis!-era Niall. Parecía que estaba bien, pero estaba tirado en el suelo. Fuí a su lado y lo ayudé a levantarse, cuando alguien se nos puso al lado y agarrándonos de los brazos nos llevaban en una dirección, eran guardaespaldas.
-¿Y el resto?¿Dónde están los demás?-oía que decía Niall.
Yo solo espero que estén bien.

Narra Zayn*

Cuando el grupo se abalanzó sobre nosotros, agarré fuerte el brazo de Liam, que fue al primero al que pille. No me dio tiempo de agarrar a Harry que era al otro al que tenía más cerca y vi como el grupo de fans que iban corriendo le daban de lleno y lo caían al suelo, pasándole por encima todo el mundo. Me intenté de acercar donde estaba, pero no podía.
-¡Liam! ¡Harry esta ahí debajo!-le dije gritando y haciéndole señas. El me entendió e intentando soltarnos de la gente que nos agarraba nos fuimos acercando, cuando de repense algo me golpeó la cabeza, sentí una fuerte punzada en la sien y me desplomé al suelo.

Narra Eleanor*

Louis esta bien, Louis esta bien, Louis esta bien...
Ya había llegado al hospital, me había ido al más cercano de la zona donde estaba el estudio, era algo de lógica. Había intentado de llamar a Cristina y a Ana pero no me cogían el teléfono.
Salí del coche y me dirigí a la puerta de entrada del hospital. La entrada ya estaba llena de fotógrafos y periodistas y en cuanto me vieron llegar, se acercaron a mi. Me preguntaron si sabía como se encontraban, pero yo desgraciadamente no podía responder a esa preguntar, no sabía como estaban.
De repente alguien se acercó a mi.
-¡Eleanor!-Ana me abrazó con fuerza y yo a ella. Estaba llorando y se combulsionaba fuertemente. El resto de las chicas venían detrás suya, todas con ojos llorosos y las narices rojas.
-Vamos, entremos-les dije.


 


Narra Clara*

Odio los hospitales. Los odio. Y ahora los odio con más fuerza. Todas íbamos rápido entre los pasillos, corriendo, preguntándole a todo el mundo. La gente respondía a Cristina y Eleanor, pero a Marta, Ana y a mi nos paraban y sólo nos dejaban seguirlas cuando decían que íbamos con ellas. Era horrorosa esta incertidumbre. No habíamos hablado nada en el coche pero por lo poco que habíamos visto en la televisión, los peor parados habían sido Harry, Liam y Zayn...Zayn...¿cómo estará? Espero que este bien si no...jamás sabré lo que podría haber pasado. Este miedo que siento ahora mismo, el nudo en la garganta, mis ojos cargados de lágrimas, dispuestos a estallar en cualquier momento, mi labio tembloroso, me hacían darme cuenta de algo y ese algo era que lo quería, lo quería.

Narra Liam*

-¡Cristina!-Cristina al oír su nombre, volteó la cabeza y cuando me vió, se dirigió hacia mi corriendo y llorando. Estábamos en un pasillo, bueno, los que estábamos...sentados cada uno en una camilla.
-Liam, Liam, Liam...¿Estás bien?-me decía mientras me abrazaba fuertemente.
-Si, pero vas a conseguir lo que no han echo las fans, asfixiarme-le dije riendo. Me apretaba con tanta fuerza que no podía ni respirar.
-Lo siento-dijo apartándose un poco de mi, pero sin soltarme. Vi como me miraba la cara entera mientras me la acariciaba. No había salido tan mal parado, un par de arañazos en el brazo, y un pequeño corte en el pómulo.-No vuelvas a hacerme esto por favor-me dijo susurrándome en el oído. Después me dio un lento beso, pero no pude disfrutar tanto como me hubiese gustado de ese tierno beso, la preocupación me comía por dentro.

Narra Marta*

-¡Niall!-después de haber oído el grito de Liam, me asomé por la esquina y allí estaba mi pequeño ángel. Tenía el labio roto y el pelo revuelto, pero por lo demás, parecía que estaba bien.
Corrí hacia el y me lancé sobre sus brazos. Cuando estuvimos abrazados me di cuenta de que lloraba. Lo apreté más contra mi.
-Todo esta bien, Niall estoy aquí-le dije yo con lágrimas en los ojos también. Permanecimos así un rato hasta que se separó un poco de mi y mirándome con esos ojos azules directamente a los míos y agarrándome la cabeza entre sus manos me dijo un suave:
-Te quiero.
Nunca me lo había dicho y me quedé como en shock. Después lentamente lo fuí asimilando y fui mostrando mi sonrisa, mis ojos volvieron a inundarse en lágrimas pero esta vez eran lágrimas de felicidad y volvieron a brillar, pero no con el amargo brillo de la angustia y la preocupación sino con el brillo del cariño y del amor.
-Yo también te quiero, Niall.
Me abalancé sobre el, me dio igual que se quejase porque estuviese dolorido por los golpes, ya lo calmaría yo con pastillas de besos y jarabe de abrazos.

Narra Louis*

Yo, era dentro del grupo el que mejor estaba, no tenía más que algunos golpes y un pequeño dolor de cabeza por lo demás estaba en perfectas condiciones, así que cuando vi a mi mitad girando esa esquina, me levanté de la camilla y corriendo nos fundimos los dos en un gran abrazo. Ella me besaba el cuello haciéndome reír.
-Estas bien, cariño, estas bien-dijo abrazándome con fuerza y después separándose de mi, dándome besos.
El momento, aunque malo y angustioso, estaba siendo romántico en estos momentos.
Estaba bien y podía sentir como el cuerpo de Eleanor se relajaba entre mis brazos con la seguridad de que estaba allí con ella, sano y salvo, hasta que...Oímos el grito desesperado de Ana.

Narra Ana María*

Pude ver como Cristina corría hacia Liam, mi hermana hacia Niall y Eleanor hacia Louis, pero, ¿hacia dónde correr yo?¿Dónde estaba Harry?¿Por qué no estaba allí con el resto?
-¿Dónde esta Zayn?-decía Clara.
¡Es verdad! También faltaba Zayn, pero, ¿dónde esta mi novio?
-¿Dónde esta Harry?-grite acercándome al grupo de parejas, todas estaban demasiado ocupadas basándose y abrazándose felizmente, sin hacerme caso ninguno-¿¡Qué donde esta Harry!?¡Contestadme!¿Dónde esta Harry?-no me pude aguantar más, y mi voz se quebró.
-Tranquila Ana, no pasa nada.-me dijo Louis acercándose a mi y acariciándome la cabeza-Tenía muchas heridas, pero ninguna de importancia, no te preocupes. Pero se las tenían que curar en una habitación.
Suspiré y me relajé un poco, pero quería verlo, necesitaba verlo y saber con certeza que estaba bien. Le miré inquisitivamente y sin falta de palabras me entendió.
-La segunda girando este pasillo-me indicó.
Yo salí inmediatamente corriendo hacia allí.

Narra Clara*

-¿Y Zayn?-pregunté con miedo después de que Ana saliese corriendo.
Los chicos se miraron entre sí, se les veía algo preocupados.
-¿Qué pasa?-dijo Eleanor.
-A Zayn le han dado un fuerte golpe en la cabeza, dicen que esta bien, pero aún no ha despertado-dijo Liam.
-¿Dónde esta?-pregunté secándome rápidamente una lágrima que caía por mi mejilla. Y eso que yo no soy mucho de llorar... Me señalaron una habitación y yo entré lentamente en ella, temiéndome lo que me iba a encontrar.
Dentro estaba Zayn, tenía parte de la cabeza vendada y heridas en la cara y en los brazos. No pude aguantar más y derrumbándome en una silla cercana a la cama, me eché sobre el regazo de Zayn llorando. Hasta que algo me hizo volver a incorporarme, una mano sobre mi cabeza.

sábado, 22 de septiembre de 2012

CAPITULO 42 "¿Bien?"

Narra Zayn*

-Aaahh no me lo puedo creer-Clara acababa de emerger del agua, estaba de espaldas a mi y cuando se dio la vuelta la vi con todo el pelo pegado a la cara. Tenía pinta de estar cabreada-¿A ti qué te pasa? ¿Estas tonto?-me dijo mientras palmeaba en el agua y yo sonría. No podía parar de reír al verla tan enfadada y con esas pintas.
-¡Si! Vamos a jugar a salpicarnos-le dije yo como si no la hubiese oído y echándole agua a la cara.
Ella gruñó y me dijo:
-¡¡Cómo te odio!!-y se puso a nadar en dirección a la escalerilla.
-¡Hey, Clara! Se te olvida esto-le dije intentando aguantarme la risa mientras le enseñaba su móvil mojado.


 

La dejé que subiese por las escaleras y yo lo hice elevandome por el bordillo de la piscina.
-¿A qué te has divertido?-le pregunté riendo.
Me miró seria.
-¿Te parece que tenga cara de diversión, Zayn? ¡Estoy congelada!
-Ven, si quieres te abrazo-le dije mientras me acercaba con una sonrisa en la cara.
-Ni se te ocurra acercarte a mi-no le hice caso y me seguí acercando pero cuando ya estuve cerca de ella me empujó a la piscina. Pero antes de caerme la agarré y la arrastré conmigo. Así que volvimos a caer al agua.
Yo me reí, no podía parar de hacerlo. Cuando miré a Clara, ella también lo hacía, se había rendido a mis encantos.
Nos volvimos a salpicar y a jugar en el agua. Ojalá todas las discusiones del mundo acabasen así, con risas.

Narra Marta*

-Estos no vienen-dijo Harry.
-Vamos a ver que están haciendo-dijo el cotilla de Louis.
Todos nos fuimos caminando por donde habíamos venido en fila, hasta que llegamos a la puerta que daba al patio y la piscina, cuando de repente nos paramos. Yo iba la última así que no sabía que estaban viendo por la puerta.
-Vamos a irnos, ¿no?-oí que decía mi hermana.
-¿Qué veis?-dije saltando.
-Clara y Zayn están en la piscina...-me dijo Niall de forma confidencial.
Yo puse un mohín y dije:
-Joo...entonces me la pico yo...
Todos volvimos a la puerta de entrada y mi hermana confirmo mis sospechas:
-Te la picas Marta.
-¿Por qué no lo hacemos mas interesante? Y si cada vez que nos encontremos con alguien le damos un beso, un abrazo, una torta...según nos caigan-propuso Louis.
-Hoy estas necesitado de amor Louis-le dije riendo y haciendo reír al resto-Bueno pues lo hacemos así. Venga esconderos que voy a contar, por cierto solo cuento hasta 40 que yo hasta el 100 no me los he aprendido todavía-Dije riendo y dándome la vuelta, apoyándome contra una pared. Alguien me agarró por la cintura, mientras contaba e hizo que perdiese la cuenta. Era Niall, lo sabía sin abrir los ojos.
-Marta, me voy a esconder detrás de la cortina del salón por si no me encuentras, ¿vale?-me dio un beso en la mejilla y se fue corriendo.
Claro que lo encontraría fuese donde fuese, siempre lo haría. Era mi alma gemela.
-¡40!

Narra Liam*

Cristina y yo nos sentamos en un velador y estuvimos tomando unos batidos. La gente que pasaba por allí, nos miraba, nos hacia fotos...también había algunos paparazzis que nos hicieron un par de preguntas mientras nos fotografiaban, pero nosotros hicimos caso omiso y seguimos nuestra conversación sin prestarles atención.
Cristina estaba mucho mas cómoda, le había sentado bien la simpatía del grupo de chicas de ántes. Cuando hubimos terminado, nos levantamos, nos montamos en el coche y fuimos hacia la casa de las chicas. En realidad, habíamos salido los dos solos para que la gente supiese con seguridad que estábamos juntos, que nos enfrentaríamos a cualquier cosa y para demostrarnos a nosotros mismo que podíamos hacerlo.
-¿Qué te ha parecido esta salida?-le dije mientras entrábamos en casa.
-Ha estado bien, al principio un poco estresante pero después ha ido mejorando.-me contestó riendo.-¿Ahora sabes lo que quiero hacer? Meterme en twitter. Quiero ver lo que la gente dice de mi, a lo mejor ya les gusto.-dijo emocionada.
-No se Cristina...quizás no sea una buena idea...era un grupo pequeño, quizás en twitter te siguen insultando y no quiero que sufras-le dije abrazándola.
-Si tu estas conmigo, no puedo sufrir-me dijo mirándome con ojos cristalinos y llenos de emoción. Yo le di un beso lento. Después nos separamos y ella trajo su portátil.
Había un Trending Topic que era "Liam y Cristina", se metió ahí y vimos todo tipos de tweets. Las chicas del primer grupo ya habían subido la foto que nos hicimos los dos junto con ellas y había todo tipo de comentarios, desde lo guapa y simpática que parecía hasta lo desagradable que era mirarla a la cara y la pinta de estúpida que tenía. Estábamos en silencio los dos sentados muy juntos mirando esos increibles y desagradables comentarios, cuando ambos nos fijamos en una fota. Era la del segundo grupo que nos habían pedido una foto. En ella salíamos los dos pero a Cristina le habían puesto los ojos rojos, le habían añadido unos cuernos y una cola de demonio. Habían manipulado la foto poniendo a su alrededor cosas desagradables de ella y añadiéndole esos detalles. Yo me quedé perplejo, ¿pero no eran mis fans? ¿Por qué se comportaban así? De esa manera le hacían daño a Cristina pero a mi también.
Levanté la cabeza lentamente para mirar a Cristina. Ella observaba la foto detenidamente.
-Cristina esto no...-pero no pude terminar la frase porque se puso a reír. Si, a reír como una loca-Cristina, ¿qué te pasa?
-Esta foto es graciosísima, ¿has visto lo que me han hecho?-dijo aun riendo y señalando la foto en el portátil.
-Cristina, soy Liam. No hace falta que finjas que no te importa delante mía.
-Es que es verdad que no me importa, cariño. Es normal que me duelan las cosas malas que digan de mi pero me quedo con los buenos comentarios. No puedo gustarle a todo el mundo, ni siendo famosa, ni siendo tan solo Cristina, como tampoco puedo gustarle a todo el mundo siendo la novia de Liam Payne. No se como he sido tan tonta...ocultándome de los malos comentarios, también me he ocultado de los buenos. Vivamos la vida, juntos, quedándonos tan solo con lo bueno y pasando de todo lo malo.
Me quedé totalmente impresionado. Cada vez me demuestra con mas fuerza lo buena persona que es, su fortaleza, su energía para afrontar los problemas.
-No te puedes hacer una idea de lo mucho que te quiero, Cristina.
-Si que me la hago, porque yo te quiero igual.
Y en ese momento nuestros labios se juntaron y nos dimos un lento y apasionado beso. Los dos nos recostamos en el sofá y de ahí pasamos a su habitación donde seguimos dando rienda suelta a nuestro amor.

Narra Clara*

Estaba muy enfadada, pero mucho, mucho. Este niño esta loco. Pero no se como siempre logra hacerme reír y volverme tan loca como él. Al final, después del enfado inicial, me puse a jugar con él en el agua. Nos hicimos ahogadillas y nos salpicamos. Tras un largo rato, los dos salimos de la piscina entre risas y nos sentamos en el borde con las piernas dentro del agua. Cuando vio que yo temblaba se levantó y de un arcón que había cerca de la piscina sacó una toalla.
-Solo hay una, y yo también me congelo así que la compartimos, ¿vale?-me dijo mientras se sentaba muy cerca mía y me pasaba la toalla por los hombros. El se cubrió también su hombro con lo que quedaba de toalla.
-Creí que no te gustaba el agua-le dije castañeando los dientes. Que romántico Clara, castañeando los dientes en estos momentos...espera, ¿qué estas diciendo?¿Romántico?
-Por ti hago cualquier cosa-me dijo sonriendo. Yo me quedé totalmente perdida mirándole a los ojos-Te castañean los dientes-rió-Ven aquí-me dijo. Me pasó su brazo por mis hombros y me estrechó a el con fuerza, yo tímidamente rodeé su cintura con mi brazo.
-Eehh Clara-dijo.
-Dime-le respondí, levantando la cabeza y mirándole a los ojos.
-Tu...bueno...que me caes bien.-parecía que estaba pensando cada palabra antes de decirla, con mucho cuidado-¿Sabes? Me gusta discutir contigo porque te pones muy graciosa cuando te enfadas pero, me gustas.
-¿En que sentido?-le pregunté cada vez más nerviosa.
-No lo se-chasco. Odio que no me respondan.
-Lo tienes que saber, ¿cómo te gusto?-le dije.
Los dos nos quedamos mirándonos a los ojos por un largo tiempo. Era un momento mágico, era como una conexión la que teníamos. Hasta que ese momento se rompió cuando el resto de los chicos, supongo que ya habrían acabado de jugar al escondite, se tiraron a la piscina, también vestidos.
Zayn me hizo un gesto y no hizo falta palabras, nos deshicimos de la toalla y nos tiráramos al agua con el resto, agarrados de la mano.

Narra Cristina*

Me despedí de Liam en la puerta:
-¿Mañana nos vemos?-le dije con una sonrisa.
-No-me dijo triste-Tenemos una entrevista muy importante, a la que van a acudir mucha gente. Es un programa de por la mañana, saldremos en la tele-dijo sin mucho interés. En ese momento me dió un pinchazo en el corazón. Fue como un mal presentimiento.-¿Te pasa algo, Cristina?
-No, no...estoy bien. Te quiero, cuídate.-le dije y con un breve beso en los labios se fué.
A la media hora vinieron las chicas vestidas de hombre y con el pelo mojado.
-¿Por que venís disfrazadas de Niall, Zayn y Harry?-les pregunté confusas.
-Porque nos hemos metido en la piscina, ha sido una tarde maravillosa Cristina...
Y así me contaron su tarde y yo les conté la mía, omitiendo claro, momentos íntimos. Cenamos y vimos una película. Todas se fueron a dormir y nos quedamos un rato más sentadas en el sofá Ana y yo.
-Tengo ganas de que llegue mañana para volver a verlos.-me dijo.
-Pues mañana no los ves. Tienen entrevista por la mañana.
-¡Ay!-la oí quejarse.
-¿Qué te pasa?-le dije preocupada mientras me incorporaba.
-Nada...-estaba con cara seria y se masajeaba el pecho-Un mal presentimiento.
-¡Que tontería!-le dije, aunque a mi me había pasado lo mismo.
-¡Lo sé!-las dos nos levantamos riendo, nos dimos un beso y nos fuimos a nuestras respectivas habitaciones.

Narra Ana Maria*

Odio las mañanas. Las odio. Pero bueno, esta iba a estar bien. Íbamos a ver a los niños en la entrevista de por la mañana.
-¿Qué tal la noche chicas?-les dije.
-Yo mal, no puedo respirar y me duele la garganta. Creo que estoy constipada-me dijo Clara respirando con fuerza. Todas reímos.
-¡Qué ya empieza!-gritó Marta.
Las cuatro nos sentamos en los sofás alrededor de la televisión.
-¿Van a pasar por ahí?-dijo Cristina.
-Creo que si, ¡qué guay!-le respondió mi hermana.
Se acababan de bajar del coche e iban a pasar por una especie de pasillo que comunicaba el coche con la entrada al plato. El pasillo estaba echo con unas vallas de metal pequeñas que protegían unos agentes de seguridad. Al otro lado miles de fans empujaban para verlos pasar.




-Zayn esta guapísimo-se le escapó a Clara. Marta y Cristina comenzaron a reír y Clara se puso colorada pero yo no les prestaba atención. No podía dejar de mirar la tele y me volvió a dar un pinchazo en el pecho como la noche anterior.
-¿No lo veis poco seguro?-les dije angustiada. Todas miramos la pantalla por unos minutos, hasta que ocurrió...
-¡Dios mío! ¡Esa valla se va a caer!-dijo Marta tapándose la boca con la mano.
Cristina dio un grito ahogado y Clara se tapó los ojos.
Yo lo único que pude hacer fue quedarme viendo como la valla cedía, permitiendo que miles de personas pudiesen pasar al pasillo y abalanzarse sobre los chicos. Lo único que pude hacer fue soltar una lágrima mientras veía como desaparecían entre la muchedumbre.

jueves, 20 de septiembre de 2012

CAPITULO 41 "Miedo"

Narra Liam*

-¿Estas preparada?-le dije algo preocupado. Ella asintió con la cabeza. Estaba un poco blanca supongo que le daría un poco de miedo, era normal. El plan es salir como si tal cosa, montarnos en el coche, despistarlos e irnos a tomar algo a alguna cafetería. Era sencillo pero a la vez muy complicado.
La agarré de la mano y se la apreté con fuerza. Nunca dejaría que le pasase algo malo, jamás.
-Con ánimo Cris-le dijo Clara.
Ana le dio un beso en la mejilla con fuerza y le dijo:
-¡Tu puedes xoxi!
Los dos nos dirigimos de la mano, hasta la esquina. Sería rodearla y ya todos los periodistas nos verían. Me paré un momento y la miré, ella giró su cabeza y me miró con esos preciosos ojos.
-Te quiero-le dije.
Ella me sonrió y me dijo:
-Yo tambien te quiero Liam.

Narra Harry*

-Oye, ¿qué os parece si os venís de visita a nuestra casa? Nosotros hemos ido a la vuestra...bueno, que es nuestra, pero vivís allí...¡da igual! ¿Os venís?-les dije a las chicas. En el estudio ya habíamos terminado así que...
-¡Vale!-dijeron Marta, Clara y mi novia...que raro...básicamente llevo un tiempo largo sin novia y volver a tener esta bien.
-Dejo que se vengan pero tienes que compartir a Ana porque mi Eleanor esta de comida con sus padres así que...-dijo abrazándola y haciéndola reír.
-Suelta a mi novia ya, señor zanahoria-le dije apartándole riendo-tu vete con Clara.
-Oye pues no me importa, ¿eh?-me dijo mientras la estrechaba entre sus brazos y Clara se ponía un poco colorada-Pero, Clara es para Zayn. Porque veras, rizos, si yo me voy con Clara, vas a tener que compartir a Ana con Zayn y no creo que esa sea una buena idea, ¿verdad?
Todos se comenzaron a reír pero a mi no me hizo mucha gracia, la verdad...
Ana, que sabía que estaba un poco molesto, me acercó a ella y me dió un beso en la mejilla.
-Ven, tonto-le dijo a Louis mientras le abrazaba.
Noté como Zayn y Clara se miraban algo incómodos.

Narra Cristina*

Cuando rodeamos la esquina, los flashes me cegaron y aun no habíamos salido por la puerta y ya se oían gritos.


 

Liam abrió la puerta y los dos salimos agarrados de la mano. Al momento sus guardaespaldas nos rodearon a los dos y fuimos caminando como pudimos entre empujones y gritos hasta llegar al coche. Era tan claustofóbico el ambiente que me asusté y me agarré al brazo de Liam con fuerza. Con el al lado siempre me sentía mas segura y confiada pero en esa situación era muy difícil sentirse segura. Liam al darse cuenta me rodeó con su brazo y me hizo bajar la cabeza. Se puso a gritarle a los guardaespaldas para que fuésemos más rápido y que alejasen a los fotógrafos más de nosotros. Su tono de voz asustado me hizo pensar que las cosas no iban bien, que nunca se había visto en ninguna así.
Creo que tardamos unos 15 minutos en recorrer el aparcamiento para llegar al coche...lo que normalmente se recorre en 1 minuto. Los dos nos montamos por la puerta del conductor por lo que yo tuve que saltar hasta mi asiento. Era increíble la que se había montado en un momento. Cuando Liam puso el coche en marcha había un montón de gente delante y por mucho que pitaba Liam no se quitaban así que tuvo que acelerar un poco. Seguían sin quitarse, así que tuvimos que esperar a que los guardaespaldas restableciesen un poco el orden fuera.
Cuando ya por fin logramos salir de todo aquel barullo e íbamos por la carretera, me percaté de que estaba llorando. En todo aquel rato no me había dado ni cuenta, creo que estaba demasiado en shock como para percatarme.
-Cristina, no llores, por favor. ¿Estas bien?-me dijo Liam. Estaba conduciendo a toda velocidad y lo peor es que me miraba mas a mi que a la carretera. Yo solo pude contestarle un simple:
-Si, si...estoy bien...ha sido solo el susto-sorbí la nariz y me sequé con la mano las lagrimas que caían por mi rostro.
El resto del viaje fuimos en un tenso silencio. Yo iba totalmente absorta en mis pensamientos y de lo único que pude darme cuenta fue de la cara tensa de Liam, de sus nudillos blancos de la fuerza con la que apretaba el volante y de que jamás me había sentido tan mal en presencia de el.

Narra Ana Maria*

Íbamos divididos en dos coches. En uno íbamos Harry, Niall, mi hermana y yo. En el otro iban Louis, Zayn y Clara. Fue una pena, pero me tuve que separar de "mi novio por un día", pero lo necesitaban para que llevase el otro coche. Cuando llegamos, tras un rato conduciendo, pues estaba lejos del centro de Londres, no me podía creer que viviesen allí. Era increíble. Nos bajamos del coche y nosotras flipamos aun mas. La casa era asombrosa.


 

-¿Os gusta?-nos dijo Niall.
-Esta...bien...-dijimos nosotras todavía asombradas.
Niall y Harry rieron.
-Novia mia, ¡cuanto te he echado de menos!-dijo Louis saliendo del coche y corriendo hacia mi. Me dio un abrazo dando vueltas. Lo hacia solo por fastidiar a Harry y lo conseguía.
-Ya vale, ¿no? Te juro que en cuanto vea a Elenor voy a...-empezó Harry.
Le dirigí una mirada asesina, silencio de Harry.
-¿Qué le vas a hacer, gordito?-le dije con una sonrisa angelical.
-Nada, nada...
Todos reímos.

Narra Liam*

No me podía creer lo que había pasado. ¿Cómo se ha podido armar tanto alboroto? Por un momento he pensado que no salíamos de ahí. Ni que fuésemos todos los chicos juntos. Al parecer esto había causado mas impacto del que creímos. Pero bueno, esos eran medios de comunicación, dentro de un par de semanas cuando no fuésemos noticia, pasarían a otros pobres desgraciados e iríamos tranquilos...o eso espero...
Nos paramos cuando encontramos un aparcamiento libre y bajamos del coche. La cosa estaba incómoda, Cristina se había quedado un poco triste, y con razón. Yo estaba triste también, pero mas cabreado que otra cosa.
Nos agarramos de la mano y fuimos caminando en dirección a una terraza.
-¡¡Liam!! ¿Puedes hacerte una fotos con nosotras? ¡Por favor!
-Claro, claro...-dije sonriendo.
Solté la mano de Cristina que nos miraba y me eché la foto.
-Muchísimas gracias, de verdad. Es un sueño haberte conocido. ¿Esta es tu novia?-dijo. Todas las del grupito con las que me había echo la foto giraron la cabeza en dirección a Cristina. Cristina las miraba con la cabeza alta pero con miedo en los ojos.
Yo dije firmemente:
-Si, es mi novia Cristina.
Dije mientras me aproximaba a ella y le ponía un brazo sobre los hombros, en forma protectora.
-¡Jolin! Que suerte, Cristina. Pero eres guapísima, en serio. Nosotras te apoyamos, ¿podemos hacernos una foto contigo también?
-Oh, pues si...creo que si...-dijo Cristina algo impactada.
Esas eran mis Directioners.
-Nosotras también queremos foto-dijo otro grupito que se apoximaba corriendo.
Yo me acerqué a ellas cuando ya nos hubimos echo la foto Cristina y yo con todas las chicas del anterior grupo y les dije:
-Vale, pero sois las últimas. Es que hemos quedado para ir a tomar algo.
-Claro-dijo la portavoz del grupo-Solo queremos una foto y ya esta.-me sonrió.
Ojalá no hubiese permitido hacer esa foto jamás...

Narra Clara*

Los chicos nos enseñaron toda la casa. Era gigantesca y muy hermosa. Lo último que vimos fue la piscina, en el exterior.
-Madre mía, esto es tan grande que podríamos jugar al escondite y no encontrarnos en un mes-río Marta.
-Uummm...¿jugamos al escondite?-dijo Niall, con la boca llena.


 

Nada mas llegar había ido a por una oreos y se las estaba comiendo en ese momento.
-Tu irías dejando un rastro y te encontraríamos en seguida Niall-le respondió Louis.
-¡Vamos a jugar al escondite!-gritó Ana.
-¡Quien llegue el ultimo a la puerta de entrada se la pica-grito Louis saliendo a correr el primero.
Todos salieron a correr detrás. Que maduros son mis amigos.
Me di la vuelta para mirar la piscina y las vistas que desde allí tenían cuando una voz me sobresaltó.
-¿No vienes a jugar?-era Zayn.
-Eso es de críos-le dije con algo de superioridad.
-Eres una aburrida-me dijo.
-Yo no soy aburrida, pero eso es una tontería.-le respondí algo dolida.
-Nos divertiremos y lo sabes. Pero crees que no puedes hacerlo porque ya eres demasiado mayor y responsable y todas las cosas que quieras. No sabes lo que te pierdes con tantas obligaciones.-yo aparté la vista de sus ojos y me di la vuelta. No me gustaba lo que me decía y eso me hacia enfadar...¿era de verdad un coñazo de tía?
-Veras como eres una aburrida, ¿te meterías en la piscina?-me dijo sobresaltándome. Lo oía muy cerca de mi oído, estaba justamente a mi espalda.
Al momento se me vino a la cabeza: ni hablar Clara, la ropa que llevas es nueva, y el maquillaje te quedaría echo un desastre, además hace mucho frío, me podría constipar y también esta el hecho de que la ropa se me pegaría al cuerpo. No, no pensaba meterme.
-Claro que lo haría.-le respondí dándome la vuelta bruscamente. Estaba más cerca de lo que había pensado, así que nos quedamos muy cerca. Nos miramos por un rato intensamente a los ojos.
-¡Muy bien!-dijo separándose de mi y quitándose los zapatos y la chaqueta que llevaba-Pues venga, vamos a bañarnos.
-Bueno... pero yo decía meterme algún otro día...un día que venga con bañador...no ahora mismo...-le dije excusándome.
-¿Quién te ha dicho que te volvamos a invitar?-se rió-¿Ves, Clara? Lo que yo decía, eres una siesa.
Yo levanté la cabeza y muy digna me dirigí caminando con paso rápido hacia el interior de la casa, sin contestarle. Cuando sentí como alguien me levantaba cargándome como un saco de patatas al hombro.
-¡Zayn!¡Zayn!¡Bájame!¡El móvil!
-Conmigo te vas a divertir mucho, chica perfecta.
Y esas fueron las ultimas palabras que oí antes de caer al agua con Zayn.

NOTA: Aqui teneis capitulo, corazoncitos :) Siento mucho la tardanza, espero que sepais perdormarme y muchas gracias por vuestra paciencia!!
Os quiero!! :)

lunes, 17 de septiembre de 2012

CAPITULO 40 "No va a ser facil"

Narra Cristina*

-Aaaiiii Clara, me haces daño.
-Lo siento Cristina pero es que Ana me esta asfixiando.
-¡Oye, que yo no estoy gorda! Será Marta.
-En cuanto pueda mover algún músculo de mi cuerpo, te mataré.
Y aquí íbamos, las cuatro metidas en la parte trasera de un coche, agachadas para que nadie nos viese.
Después del dia en el que salieron las fotos no había salido de casa por si me reconocían y no me dejaban ni meterme en Internet, ni ver la tele, ni la radio. Estaba como aislada del mundo. Esta era mi primera excursión. Íbamos al estudio, allí estaríamos como en familia y tranquilas. Después ya se verá que hacemos.
-¿Vais bien por ahí chicas?-nos preguntó Robert. Por si no recordáis Robert es el guardaespaldas, amigo mio, que me ayudó en el engaño a las chicas. Ahora le habían encargado nuestra custodia, se hacía cargo de nosotras cada vez que salíamos de casa.
-Ahogadas.
-Asfixiadas.
-Cardiacas.
-Muertas.
-Tranquila chicas, que ya estamos llegando.
Se nota cuando llegamos a un sitio en el que esperan a los chicos. Se oye el barullo y los flashes. Siempre están haciendo fotos, no saben ni quienes van en el coche pero las hacen por si acaso.
Un pequeño bache y ya estábamos.
-Vamos fuera chicas.
Cuando salimos del coche nos desperezamos y nos quejamos un poco, es que somos chicas.
-La próxima vez nos agachamos cuando estemos cerca, no desde que nos montemos, que parecemos tontas-dijo Clara estirándose.
-Yo todavía no entiendo porque nos hemos tenido que poner unas encimas de otras-dijo Marta.
-¡Porque era mas guay! ¿A qué ha estado guay, xoxi?-me preguntó Ana sonriendo.
-Para ti que has estado la segunda por arriba ha estado guay. Yo he estado abajo del todo, con todas vosotras encima. ¡Casi muero asfixiada!-grité.
Las chicas se pusieron a reir y Ana me dijo tambien entre risas:
-¡Ñoña!
Después mientras seguíamos con refunfuños cariñosos nos pusimos a caminar en dirección al estudio de los chicos.
-Ya sabéis, en silencio.-nos recordó Robert.
-Nos lo has dicho 10 veces-dijo Marta mientras entraba en la sala de grabación y le daba un beso en la mejilla. Robert se quedó un poco sorprendido. Después paso Clara:
-Nos portaremos bien-y le dió otro beso.
-Relájate campeón-Ana optó por una palmadita en la mejilla.
-Lo que han dicho ellas-le dije riendo.
-Estáis locas-me dijo sonriendo. Después se señaló la mejilla para que yo también le besase.
Cuando entré, las chicas ya estaban saludando a los chicos. Excepto a Niall que era el que en ese momento estaba grabando.


 

Yo me acerqué a Liam y le dí un abrazo mientras el me levantaba un poco del suelo mientras nos dábamos un apasionado beso. Cuando nos separamos me reí de él.
-¿Qué pasa? ¿Tan mal beso como para que te rías?-me dijo preocupado.
-¡No tonto! Tu besas de maravilla pero es que te he manchado los labios de pinta labios.-le dije mientras se lo quitaba yo con la mano, pero el me la apartó y me dijo:
-Da igual, da igual, manchalos más...-y me siguió besando.

Narra Marta*

Cuando entramos instintivamente busqué a Niall con la mirada pero no lo encontré. Estaba grabando. Sonaba genial la canción, bueno, él sonaba genial. Estaba tan sexy cantando, bueno, esta sexy siempre. Yo me acerqué al cristal que nos separaba y cuando Niall me vio me saludó con la mano y dejó de cantar.
-¡Niall!¿Qué haces?-gritó el hombre que estaba tocando todos los botoncitos que había en la mesa de mezclas. Me sobresaltó.
-Oye perdonad, ¿se puede saber quiénes son ellas?-dijo alguien que entraba en la habitación. Era el mismísimo Simon Cowell.-Y tu, deja de molestar al chico, ya es lo suficiente distraído como para que ahora se nos vaya de viaje a las nubes más tiempo.-dijo señalándome a mi. Menudo genio. Yo solo pude susurrarle un "perdón" avergonzada.




-Ha sido culpa mia Simon-dijo Niall, que entraba ahora en la sala y se posicionaba detrás mia.
-Se que es culpa tuya pero ella lo ha propiciado-le dijo.
-Simon, ellas son unas amigas. Esta es Cristina creo que ya te la presenté en otra ocasión.-le dijo Liam amablemente.
-Si, claro. Tu chica, conocida mundialmente y odiada por media fan base. Además a hecho que pierdas a 10.003 seguidores en twitter y...-estaba diciendo Simon. Este hombre es tonto. Además que cabreo se estaba pillando, cuanto mas se enfadaba él y mas improperios de la situación actual de los One Direction decía, mas blanca se ponía Cristina.
-Esto hay que hablarlo en otro sitio-lo cortó Zayn.
-Si, vamos fuera-dijo Harry.
Los chicos salieron con Simon y nosotras nos quedamos alli, oyendo silenciosamente.

Narra Niall*

-Las fans están enfurecidas.
-No todas-dijo Louis.
-Me importa un rábano que no sean todas, ¿sabéis quiénes compran vuestros discos? Tenéis que tenerlas contentas y si tenéis pareja no lo están.
-Ya sabes lo que pensamos de eso Simon-dijo Zayn.
-Ya, que no vais a condicionar vuestra vida, lo sé. Por eso decidí dejaros tener novias si...
-Tu no nos dejastes, si no nos lo hubieses permitido, lo habríamos hecho igual-dijo Louis. El era el que más en serio se tomaba este asunto porque había sido el primero en tener que lidiar con Simon por una chica, Eleanor.
-Dejemos ese tema de sublevación chico, el caso es que os permití tener novias siempre y cuando fuesen en secreto o famosas para así aportarnos un beneficio o queridas por las fans y esa chica no lo es, Liam.
-No lo es ahora, las fans se acostumbrarán y harán lo mejor para mi. Tampoco querían a Eleanor.
-Ya que estamos yo tambien tengo novia-dije algo temeroso.
-¡Dios! ¿Es una de las chicas esas, verdad?-me dijo Simon cada vez mas enfadado.
-Si, y yo también tengo-dijo Harry. Eso si que no me lo esperaba. Ya decía que cuando llegó ese día a casa, después de salir con Ana, venía muy contento y no nos contaba nada. Todos los chicos giraron la cabeza hacia el cuando hubo dicho eso. Y desde dentro de la habitación se oyó un grito ahogado. Las chicas tampoco lo tenían que saber y estarían contentas.
Simon se rió:
-¿Me queréis matar a disgustos? Mirad haced lo que queráis pero si esto sigue así, las cosas no van a ir bien, nada bien...
Simon se fué y todos nos miramos por un rato entre nosotros. Suspiramos y entramos adentro. Las chicas nos miraban triste pero nosotros sonreíamos. Ellas nos querían y nosotros las queríamos a ellas, las fans posiblemente nos odiasen pero las Directioners no. Las Directioners nos seguían queriendo, y nosotros, a ellas, también las amábamos.

Narra Liam*

-¿Así que tu y Harry?-le decía Niall a Ana mientras le daba un pequeño codazo. Ella se puso roja como un tomate. La pobre además estaba sola porque Harry estaba grabando.
-Si-dijo bajito y tapándose la cara con las manos.
-Menuda hermana, empieza a salir con Harry Styles y ni se molesta en comentármelo.-refunfuñó Marta.
-Voy a dejar de ser tu xoxi, porque esto no se puede permitir-dijo Cristina burlona a la vez que seria para darle mas realismo.
-Como me ha dolido tu silencio Ana-dijo Clara como quitándose una lágrima.
-No la machaquéis-dijo Zayn riendo.
-Pues nosotros también vamos a tener una charla con el ricitos, ¡me ha puesto los cuernos!-dijo Louis. Todos comenzamos a reír.
Después nos quedamos en silencio escuchando a Harry hasta que Cristina rompió el silencio diciendo:
-Oye Liam.
-Dime cariño.
-¿Qué te parece si salimos juntos del estudio? Después podemos ir a tomar algo.
-Cristina va a ver mucha gente fuera-le advertí algo sorprendido.
-Lo sé, pero he abierto los ojos. No puedo estar ocultándome todo el tiempo. No podré caerle bien a nadie si no me conocen. ¿Qué me dices?
En ese momento solo pude asentir pero por dentro era todo felicidad. Esa era mi chica valiente. Por fin íbamos a mostrar nuestro amor en público. La gente se dará cuenta de lo mucho que nos queremos y se darán cuenta también, de que es una chica simpática, graciosa y con un gran corazón. Todo iba a ir bien...o no...

domingo, 16 de septiembre de 2012

CAPITULO 39 "El mejor día de mi vida (Parte 2)"

Narra Harry*

-Hemos engordado por lo menos 4 kilos-río Ana, mientras se apoyaba en el sofá y se tocaba la barriga.
-Me va a estallar el pantalón le dije yo-repitiendo su movimiento de echarme hacia atrás en el sofá- ¿Quieres que vayamos a bajar la comida un poco antes de ir a un sitio especial? Arriba hay unos billares, ¿sabes jugar?
-Si que se jugar, pero si quieres hacer como en las películas y ponerte detrás mia para enseñarme...no, no se jugar al billar.-me dijo sonriendo y levantándose.
Yo riendo le grite a Sammy y Bernard:
-Nos vamos arriba a jugar al billar, ¿vale?
-¡Subid y divertiros chicos!
Cuando llegamos arriba, elegimos una mesa y cogimos los tacos.


-Me has dicho que no sabias jugar, ¿no?-le dije con una sonrisa.
-No, no se...¿me enseñas?-me dijo poniendome ojitos y un puchero.
-Bueeeeno...-me acerque a ella y le "enseñe" a coger bien el taco, a hacer carambolas, a colocar bien las bolas...
Después de toda la tarde jugando, me dolía la barriga y las mejillas de tanto reírme y el orgullo de haber perdido 10 veces seguidas contra ella.
-¡Se acabo! Me niego a volver a perder, nos vamos al sitio especial.
Ella se río de mi y me dijo:
-No te enfades, gordito.
-¿Contigo? Eso es imposible-le dije levantándola por la barriga y bajando con ella las escaleras.
Nos despedimos de Bernard y Sammy con la promesa de volver pronto. Nos montamos en el coche y conducí hacia el sitio mas bonito que conocía para enseñárselo a la persona mas preciosa, no solo por fuera sino tambien por dentro, que jamás halla conocido.

Narra Liam*

Cuando empezamos a oír golpes nos dirigimos hacia el sitio desde el que provenían. Era la habitación de Zayn, bueno ahora no se si será de alguna chica, pero era la antigua habitación de Zayn.
Cuando empezaron los golpes, llegaron Lou y Eleanor.
Pero la sorpresa fue cuando abrimos la puerta. Después de haber oído, los mas que raros gritos de Clara diciendo cosas como "empuja mas fuerte" o "ya casi lo tenemos", nos los encontramos a los dos en la cama.
-¡Caray!-dijo Marta con los ojos como platos.
-Uuuii interrumpimos-dijo Elenor con una sonrisita.
-Intimidad chicos, intimidad. Fuera todo el mundo-dijo Cristina empujandonos a todos riéndose como una loca.
¿Pero esto que es? Yo creí que vendría la pareja de fuera de la casa, pero esque dentro se estaba formando otra...

Narra Zayn*

-Madre mia, que cosas, ¿eh?-le dije a Clara un poco incómodo. Pero hombre teniendo en cuenta que estábamos en una cama y que yo estaba encima de ella era bastante normal estar incómodo.
-Si-me dijo- Incluso se me han quitado ya las ganas de hacer pis.
Yo reí y me quité de encima. Me dirigía hacia la puerta cuando me dijo:
-Oye, tenemos que quedarles bien claro que ha sido un accidente.
-Si, si, claro...ha sido un accidente. Pero un accidente gracioso-le dije riéndome.
-Si, la verdad, es que siempre empezamos discutiendo y acabamos riendo-me dijo ella tambien riendo.
-Bueno te dejo ir al baño.-le dije-Por cierto, a lo mejor algún dia podemos estar en la misma situación que hoy sin que sea un accidente-le guiñé el ojo. Pude ver como se quedaba flipada e incluso abría la boca impresionada, antes de cerrar la puerta. Me di la vuelta sonriendo. Me encanta discutir con ella.

Narra Ana María*

Cuando bajamos del coche, estaba ya oscuro. Estábamos en una especie de mirador en medio del bosque. Los dos bajamos y me quede asombrada, desde aquí, se ve todo Londres, era increible.




Harry me agarro de la cintura y me dio un beso en la mejilla.
-¿Te gusta?
-Me encanta, es precioso-le dije girando la cabeza y mirándole directamente a los ojos. Estábamos muy cerca.
-Ve a sentarte alli.
Yo le hice caso y me senté en la tierra cerca del precipio. El se dio la vuelta y puso la radio del coche alta para que la pudiésemos oír bien desde donde estábamos. Yo me restregué un poco los brazos porque hacia frío y Harry que venia por detrás tuvo que darse cuenta porque antes de sentarse se quito el la chaqueta y me la puso a mi.
-¿No vas a tener tu frío?-le dije sonriéndole y mirando como se sentaba a mi lado.
-¡Que va! Yo estoy bien.
Los dos nos quedamos mirando el horizonte un rato, en silencio, con la musica del coche de fondo. En la radio comenzó a sonar la cancion Kiss The Girl de Ashley Tisdale.




Los dos nos pusimos un poco tensos por la letra de la cancion, nos miramos. Yo me reí con algo de nerviosismo mientras el me miraba con intensidad.
-¿Conoces a Ashley Tisdale?-le pregunte.
-No, a ella no la conozco.
-Yo tampoco, evidentemente, pero parece una buena chica.
-¿Y eso a que viene ahora?-me dijo mirándome algo confundido.
-A que no creo que te mandase a hacer algo malo-le dije sonriendo.
-Tienes razón, no tiene pinta de ser mala chica, debería hacerle caso, si, debería hacerlo-me dijo sonriendo ampliamente y con los ojos brillantes mientras se acercaba a mi lentamente. Cuando nuestros labios se iban a rozar, sonó un ruido que nos hizo separarnos y mirar hacia el horizonte.
-¡Cohetes!-grite.



El se rió y después de mirar un rato los cohetes, volvió la vista para mirarme a mi.
Me acarició la mejilla y me agarro de la nuca, yo sonreí y por fin, nuestro labios se juntaron. Mi corazón iba a mil, parecía que iba a estallar de felicidad. Yo puse mis manos alrededor de su cuello y lo acerque mas a mi. No quería que el momento pasase, quiero que sigamos así toda la eternidad.
Estoy sentada, rodeada de naturaleza, escuchando la que es actualmente mi cancion favorita, con cohetes a lo lejos, con una chaqueta que huele a mi chico favorito sobre los hombros y con los labios de ese chico acariciando los míos. No podía haber otro momento que superase a ese, en mi vida.
Cuando nos separamos le dije:
-¿Así que es esto lo que se siente?-le dije mientras sonreía. Nuestras cabezas seguían cerca, nuestras frentes pegadas.- Me encanta la sensación, la repetiré mas veces.
-¿Que te parece volver a repetirla ahora?-me dijo sonriendo, con esa dulce sonrisa, la sonrisa mas bonita.


CAPITULO 38 "El mejor día de mi vida (Parte 1)"

Narra Cristina*

Al final decidí no ver los mensajes. Me acobardé y Liam aprovechó para convencerme de que no lo hiciese. Otro día buscaría los insultos de la gente hacia mi persona. Hoy necesitaba despejarme y pasármelo bien, así que nos unimos al resto de chicos para jugar.
Cuando salimos de la habitación, nos cruzamos con Louis y Eleanor.
-¿Cómo estas cariño?-me dijo mientras me abrazaba.
-Estoy bien-le respondí.
-No nos tienes que mentir. Dinos, ¿cómo estas?-dijo Louis uniéndose al abrazo.
-Aaiiii, que al final no lo he buscado.-les dije agobiada con tantos brazos.
-Mejor-me dijo Eleanor realmente contenta-Bueno pues entonces, nos vamos.
-¿A dónde?-les preguntó Liam.
-A por helado papá-dijeron los dos al mismo tiempo.
-¡Yo lo quiero de chocolate!-grité.

Narra Harry*

¿Pero cómo puedo estar tan nervioso con una chica? ¡Qué tontería! Soy Harry Styles.
-Harry, ¿dónde vamos?-me dijo Ana, con su dulce voz.
-¿Qué te parece si vamos a comer a un restaurante? Esta en las afueras y no va mucha gente, además el dueño es amigo mio, así que podremos estar tranquilos, sin fans, ni cámaras, ni nada...
-Solo tu y yo.
-Si, solo nosotros.-le dije mientras le abría la puerta de mi coche para que pudiese pasar. Ella me sonrió y me dijo un simple gracias, que me sonó a gloria.
Cuando yo tambien entre en el coche, lo puse en marcha y encendí la radio. Sonaba Payphone.


 

-Me encanta esta cancion.-me dijo, toda emocionada.
Yo me puse a cantarla y ella me siguió. ¿Dónde estaban ahora los nervios? Estábamos los dos cantando a voz en grito la cancion, haciendo unos gallos que romperían cristales, riendo, sonriéndonos y dejando que el viento revuelva nuestros rizados cabellos. Cuando la canción terminó Ana seguía riendo.
-¿Qué cantantes te gustan?-le dije.
-¡Me gustan muchos! Rihanna, Katy Perry, Adele, Jessie J, Taylor Swift... Pero mis preferidos son: Justin Bieber, Ed Sheeran y...One Direction, ¡por supuesto!
-Ed Sheeran es amigo mio. Algún dia te lo presentaré. Así que Justin Bieber...¿tengo que preocuparme?
Ella rió.
-Si lo deja con Selena, preocúpate.
-Aahh no me lo puedo creer, ¿me dejarías por Justin?-le dije haciéndome el ofendido y poniendome una mano en el pecho.
-Eso ni pensarlo-dijo sonriendo. Apoyó la cabeza en el respaldo y me sonrió. No puedo dejar de mirar esos ojos grandes y brillantes y su maravillosa sonrisa-Harry, mira a la carretera o moriremos.
-Es que no puedo apartar mis ojos de ti.
-Me vas a sonrojar-me dijo. Y realmente se sonrojó porque se puso la palma de las manos en las mejillas para que no la viese-Además, estoy segura de que habrás visto y estado con chicas mucho más guapas que yo.
-Mmm...no, ahora mismo no recuerdo a ninguna mas guapa que tu-le dije.
-Ya...Eso es porque son tantas que ya ni te acuerdas de ellas-rió. Yo también me reí, es más, no podía parar de reír con ese comentario. Excepto los chicos nadie me había dicho algo así. Esta chica no se corta un pelo, es sincera y eso me encanta.
Si el viaje estaba siendo así, no me puedo imaginar como será el resto del día con Ana.

Narra Marta*

-¡Nos toca!-grité.
-¡Aun no hemos acabado!-dijo Liam.
-Sois unos tramposeros, sin darnos cuenta estáis dándole reinicio al juego-dijo Cristina levantándose y poniéndose al lado de Liam.
-Pues daros cuenta-le respondió mi ángel de ojos azules. Los chicos comenzaron a reírse. Louis y Eleanor se habían ido a comprar helados, mi hermana estaría con Harry haciendo Dios sabe que, y el resto estábamos en la sala de juegos, discutiendo.
-¿Qué forma de hablar es esa?-le dije mientras yo me levantaba y me ponía tambien a su lado.
-Así que lo que tenemos que hacer para poder jugar es veros perder, ¿no?-dijo Clara.
-Efectivamente-le respondieron los chicos que seguían riéndose de nosotras.
-Muy bien pues...-estaba diciendo Clara mientras se levantaba del sofá y se aproximaba a la tele-¡Vamos chicas!
Justo en ese momento se puso delante de la tele. Los chicos comenzaron a quejarse y cuando vimos que se iban a acerca a la tele para intentar de ver, Cristina comenzó a hacerle cosquillas a Liam, y yo me subí a la espalda de Niall mientras le daba besos en el cuello. El único que quedó libre de garras femeninas fue Zayn que lo único que pudo hacer para ver la pantalla, fue cargarse a Clara en el hombro, mientras intentaba de seguir jugando. Pero era imposible, para pasar de nivel se necesitaba a los tres jugadores así que acabaron perdiendo.
Zayn bajo a Clara del hombro y nosotras comenzamos a chocar las manos mientras reíamos. Ellos refunfuñaron un poco pero después nos dieron los mandos y esperaron su turno como buenos niños.




Narra Ana María*

-¿Ya hemos llegado?-le dije a Harry.
Se paro en el aparcamiento de un bar de carretera, bastante bonito. Estaba rodeado de árboles. Hacía un poco de fresco. Habíamos subido por una carretera empinada y curva por lo que supuse que habíamos subido a una especia de montañita o colina, por eso hacía mas fresco allí arriba.
-¡Si! ¿Te gusta? Es un bar que muy poca gente conoce pero quien viene, vuelve. Hace fresco.-dijo mientras me abrazaba por la espalda apoyando su cabeza en mi hombro. Yo me reí. No puedo parar de reír con este chico. Es tan simpático, tan gracioso, caballeroso, amable, guapo...me encanta...
Subimos unas escalerillas y entramos en el establecimiento.
-Es típicamente americano, aquí en Inglaterra se encuentran muy pocos como estos.-me informó mientras cerraba la puerta.
Por dentro era espacioso y muy bonito.


 

En ese momento un hombre algo gordo salió de una puerta que debería dirigir a la cocina.
-Harry Styles, ¿dónde te habías metido muchacho? Cuanto tiempo sin verte-dijo mientras se acercaba a nosotros. Cuando llegó le palmeó el hombro a Harry y el, se balanceó por la fuerza con la que le daba.
-Ya sabes que últimamente estoy muy ocupado Bernard.-le dijo dándole un apretón de manos.
-Lo se, chico. Te vi en la tele...Oohh, ¿y esta preciosidad?-le dijo ahora fijando la vista en mí. Parecía que estaba mirando una hormiguita. Había elegido unas convers así que estaba más bajita que Harry y mucho mas baja que el hombre este, alto y corpulento. Yo le sonreí.-Te he visto con muchas chicas en las revistas pero no has traído ninguna aquí, galán-le dijo dándole un codazo que casi lo cae. Yo reí y le dije al hombre.
-¿Lee usted revistas del corazón?-le dije con tono sorprendido y burlona. Harry se río y el hombre se quedó algo avergonzado.
-No, no, no...la de las revistas es mi mujer. ¡Sammy! Ven, esta aquí Harry con...con...con alguien-dijo algo confundido, mientras Harry y yo sonreíamos algo incómodos-por cierto, nada de usted, para ti Bernard o el tío Bernard, ¿de acuerdo?
Sammy y Bernard fueron un encanto, nos sentaron en una mesa cerca de una ventana que daba al bosque, por lo que teniamos vistas a un precioso bosque.
-Espero que no seas vegetariana y no tengas colesterol porque te voy a hacer una hamburguesa bien rica.-dijo Bernard dirigiéndose a la cocina.
-Y yo, os voy a ir trayendo las bebidas y voy a preparar un dulce postre, ¿queréis?
Cuando ya se hubieron ido cada uno a hacer lo que iban a hacer le dije a Harry:
-Son un encanto.
-Son muy buena gente, además la comida que hacen es para chuparse los dedos. Vamos a engordar, mis representantes se enfadarán-me dijo riendo. Yo tambien reí y le dije sorprendida:
-¿Te riñen por engordar?
-Tengo que mantener el tipo para mis fans.-me dijo tocandose los brazos.
-A las fans le gustas de todas las maneras, eso son tonterías, gordito.-le dije.
-¿Gordito?-me miró con ojos como platos. Yo reí y el me siguió.
-Si, mi gordito.

Narra Clara*

¡Qué ganas de hacer pis!
Las chicas íbamos ganando y los chicos se metían con nosotras diciendo que era la suerte del principiante.
-¿Que decís de principiante, chavales? Si nosotras hemos jugado a esto millones de veces.-le dijo Marta a los chicos.
-Me hago pis, tengo que ir al baño, ¿quién juega?-les pregunté.
-Yo, yo, yo-dijeron Liam y Niall intentando coger el mando.
Se lo di al primero que vi, Liam. Me dirigí a la puerta para ir al aseo de mi habitación.
-Yo me voy a por un refresco, tengo sed- Oí que decía Zayn.
Cuando salí, entré en mi habitación y me fuí al baño. Pero la puerta no se cerraba, se había quedado atascada. ¡Joder, que me meo!
-¡Vamos!¡Ciérrate!-le ordené como si me fuese a hacer caso.
-¿Estas bien?-era Zayn. Me asomé por la puerta del baño y lo ví asomado a el tambien por la puerta de la habitación.
-Si, perfectamente. ¿No me ves?
-No puedes cerrar la puerta, ¿verdad?-me dijo sonriendo.
-No-le dije refunfuñona-¿Es que, quien hace una puerta que se abre hacia afuera y no hacia el interior?
El, entró riéndose y me dijo:
-Esta, era mi habitación. No se abre por un desnivel en el marco de la puerta no porque se abra hacia afuera. Me se un truco.Te voy a enseñar.-entró conmigo en el baño y cerró la puerta con fuerza, mientras yo miraba atenta- Le tienes que dar fuerte y levantar un poco la puerta- Y así la cerro.
-Aahh, muy bien. Para la próxima vez ya lo sé, ahora sal, que me hago pis-le dije empujándolo un poco desesperada.
-Mira que eres desagradecida, me intento de portar bien y ni por esas-me dijo mientras ponía los brazos en jarra.
-No, Zayn. En serio, muchísimas gracias, pero es que necesito hacer pis.
-Vale, vale...-por fín se iba. Se puso a intentar de abrir la puerta y no era capaz.-Coño...
-Zayn, abre la puerta.-le dije.
-¿No ves que no puedo? ¡No me pongas nervioso!-me decía mientras hacía mas fuerza y le daba golpes a la puerta.
-¡Zayn que me meo!-le grité.
-¿Quieres probar tu, lista?-me dijo, mientras me hacía un gesto para que yo lo intentara. Yo lo intenté pero tampoco iba. Así que Zayn agarró el soporte mientras lo giraba y los dos nos pusimos a empujar dándole golpes a la puerta.
-¿Qué estáis haciendo?-oímos a Louis. Ya habían llegado.
-¿Os pasa algo?-oímos al resto. Se les oía lejano, así que aun no habrán llegado a la habitación.
-Empuja más fuerte Zayn, que ya casi lo tenemos, empuja...aaahhhhh-la puerta se abrió de golpe y los dos caímos directos a la cama, con la mala fortuna de que el cayó encima mía.

NOTA:Hola queridas lectoras :) Tengo dos noticias que daros, una es buena y la otra es mala. Empiezo por la mala. Mañana comienzo las clases, así que lo mas probable es que no pueda subir capitulos con la regularidad con la que lo hago ahora, lo siento mucho :( Pero os prometo que no dejaré la novela olvidada y que intentaré subir como minimo unos 4 capitulos semanales :)
La buena es que, esta es la parte 1 del capitulo, lo que quiere decir que hay parte 2, que subiré un poco más tarde. HOY DOS CAPITULOS BIEN!!!
Y bueno ya que empiezo, quería deciros que muchisimas gracias a todas. A los seguidores, a las que comentais con regularidad y en general a toda persona que se meta a leer la novela. Gracias a vosotras me animo a seguir escribiendo. Gracias especiales a DreamRose, HappyGirl, María del Mar, Yera DIrt., Cristina y Clara sin las cuales, posiblemente, no hubiese llegado ni al capitulo 9. Gracias de corazon. Os quiero a todas :) 

viernes, 14 de septiembre de 2012

CAPITULO 37 "Tranquilidad"

Narra Zayn*

-Lo que has oído-le contesté. En ese momento me parecía lo mas razonable decírselo y ya está. Para que las cosas no se liasen más en el futuro.
-Ya sabes que me gustaba tío-dijo Harry desparramándose en el sofá. Estaba hundido y enfadado.
-Pero no te deprimas. La he besado yo. Además yo no le gusto, a ella le gusta otra persona.
-¿Quién?-me preguntó mirándome algo ceñudo.
-No se... No me lo ha querido decir. Pero es tan evidente...-le dije mirándolo como si estuviese tonto.
Es curioso como el amor influye en cada persona de una manera distinta. En Harry se presentaba en forma de inseguridad. Era raro verlo así...
-¡Ya esta echo!-entraron las hermanas. Se quedaron en la puerta y dijeron con cara de pena:
-Mañana mismo, nos vamos.
-¿Qué?
-¡No!
-Ni hablar
Después las hermanas comenzaron a reír y dijeron:
-¡Qué es broma!
-Yo no me rio, menudo susto-dijo Niall mirando a Marta- Por un momento se me habían quitado hasta las ganas de comer...
Ahora ya si todos reímos, algo desganados, para después quedarnos en un tenso silencio.
-¿Qué te han dicho a ti tus padres Cristina?-le preguntó Marta algo incómoda.
-Ah, nada. Se han enfadado conmigo y me han dicho que si no podía haber elegido a alguien mas normalito para salir y que tenemos que hablar seriamente.
-Entonces guay, yo creí que se pondrían peor.
-La verdad es que no se lo han tomado tan mal-sonrió Cristina.
Silencio de nuevo.
-¿Pasa algo?-pregunto Ana.
-¡Ya he vuelto!-en ese momento, entró Clara-Menuda me han armado, pero les he convencido de que estoy bien así que no me han presionado para que vuelva.
Clara se sentó y al vernos a todos tan callados otra vez preguntó:
-¿Qué pasa?
-Ana, ¿quieres salir conmigo ahora, a dar una vuelta?-Harry lo dijo súper rápido, como si lo estuviese deseando decir y se hubiese quitado un peso de encima. Ana se puso un poco roja y se quedo mirándole a los ojos inmóvil. Hay estaba su vena "estatuilla". Louis la zarandeó un poco.
-Si, claro. Me voy a...a vestir.-se levantó rápido y se fué a su habitación.
Cuando ya se hubo ido, Louis le dijo:
-Que dolido me siento Harry...en mis narices...¡eres un desconsiderado!
Todos comenzamos a reír.
-Harry, ¿podemos hablar en la cocina?-le dije ya mas serio.
-Claro, vamos.

Narra Clara*

-¿Qué pasa? Estáis muy raros-dije cuando Zayn y Harry desaparecieron por la puerta de la cocina.
-¡Eso! Que yo tampoco me estoy enterando de nada-dijo Marta con cara de disgusto y acomodándose en los brazos de Niall.
-Zayn y la estatuilla se han besado.-dijo Liam.
-¿¿Qué??-dijimos Marta y yo. En ese momento, me sentí un poco triste. Yo no tenía nada con Zayn, era evidente que yo no le gustaba y el no era en absoluto mi tipo pero algo dentro de mi se revolvió y me di cuenta de que me molestaba. ¿Qué significaba eso?
-¡Pero si a mi hermana le gusta Harry!-dijo Marta.
-Ya, lo sabemos. Pero Zayn se encontraba un poco deprimido, ella lo fue a animar y...¡y lo animó!-rio Louis.
-Cuéntalo bien. Zayn estaba un poco triste, en Ana ha visto a una muy buena amiga y ha confundido las cosas pero el también sabe que a Ana le gusta Harry, no hay de que preocuparse-dijo Cristina.
-¿Y Harry?-preguntó Marta.
-No se lo ha tomado mal...-le respondió Niall.
-Eso, o en cualquier momento oímos golpes en la cocina y hay que ir a separarlos-dijo Louis.
-¡No digas eso!-le dijimos todos.
-Con un chico en la banda con el ojo morado hay mas que suficiente-dijo Niall mientras se tocaba su ojito todavía morado por el golpe del bate.

Narra Harry*

-¿Qué pasa?
-Harry, yo... Ana es una muy buena chica, desde el primer momento conectamos-hice una mueca, si estaba intentando de arreglar las cosas, no lo estaba consiguiendo-pero no del modo que lo hicisteis vosotros. Yo, la veo como a mi hermana pequeña, como a alguien en quien puedo confiar y que siempre esta para animarme y apoyarme. No se lo que se me ha pasado por la cabeza en ese momento, pero confundí las cosas. La manera en la que conectó contigo fue diferente, se que contigo busca algo mas que la amistad, algo mas profundo.
-¿De verdad lo crees?-le dije intrigado.
-Si que lo creo, hermano-me dije agarrándome del hombro- Pero no le hagas daño, no se lo merece.
-Siempre he sido un poco capullo con las chicas, siempre he ido a lo que he ido, pero te lo digo en serio, con Ana es completamente diferente, siento que es ella, que si la consigo no querré a ninguna más  y que podría hacer cualquier cosa por tenerla a mi lado para siempre. Así que no te preocupes, la trataré como es debido.

Narra Ana Maria*

¡Qué nervios! No se ni que ponerme... Voy a salir en una cita con Harry. ¡Los dos solos! Creo que eso, es lo que más nerviosa me pone, estar sola con el. Siempre hemos estado genial, no nos han faltado temas de conversación y no me he sentido incómoda pero quizas fuese porque estábamos en grupo, ¿y si ahora, con los dos solos era diferente? ¿Y si me pongo tan nerviosa que no puedo ni pensar? Ni te lo plantees Ana. Tu, tranquila, todo va a salir genial.
Cuando salí de la habitación y fui al salón, todos me dijeron piropos.


-Muy londinense, si señorita-me dijo Louis.
Harry y Zayn no estaban en el salón así que pregunté:
-¿Donde esta Harry?
-Aquí estoy, estatu...guau- me dijo saliendo de la cocina. Se quedo mirándome un poco impresionado.
Louis, Niall y Liam se rieron.
-¿Nos vamos?-le dije sonriendo.
Él, carraspeo de esa forma tan característica que tiene y me dijo con esa preciosa sonrisa en su cara:
-Vamos.
Me tendió la mano y nos dirigimos hacia la puerta:
-Adiós, chicos-dijimos los dos.
Me fuí de casa para pasar el mejor día de mi vida.

Narra Liam*

-Cuando vuelvan, ya tenemos otra pareja-dije sonriéndole al resto.
-Oye Liam, quiero meterme en internet. Quiero hacerme una idea de lo que la gente esta diciendo de mi para que cuando salga a la calle no me venga todo de golpe.-me dijo Cristina.
-No creo que sea una buena idea, Cristina. Nunca es agradable oír malas cosas de ti, pero hay veces que se pasan demasiado, te lo digo por experiencia-le dejo Eleanor. En ese momento Louis estaba agarrándole la mano y acariciándosela. Ellos tambien lo pasaron realmente mal cuando la gente se enteró de su relación, pero supieron sobrellevarlo y ahora están genial, incluso algunas de nuestras fans la adoran.
-Quiero hacerlo.-respondió mientras me miraba intensamente.
-Muy bien, pues vamos amor-dije levantándome del sofá y ayudándola a ella. Espero que no sea tan horroroso como imagino que será porque no podré aguantar verla sufrir.

Narra Eleanor*

-¿Nos echamos una partida en la Wii?-dijo Zayn, cuando Liam y Cristina hubieron desaparecido.
-¡Vale!-dijimos todos.
Esa tarde nos deparaba muchas sorpresas a todos. Algunas sorpresas fueron buenas, otras malas, otras fueron descubrimientos que ni se nos hubiesen pasado por la cabeza...


jueves, 13 de septiembre de 2012

CAPITULO 36 "A flor de piel"

Narra Cristina*

-Todavía no me explico como ha podido hacer eso-le dije a todos. Estábamos sentados en los sofás del salón. Zayn no había vuelto aún.
-No se...a mi no me caía del todo bien, pero nunca creí que pudiese hacer eso. Lo que ha hecho es muy sucio.-dijo Martita.
Me sentía horrible en esos momentos. Me sentía traicionada, tenía la esperanza de que algún empleado hubiese colado una cámara y nos hubiese echo las fotos pero no, había sido alguien del grupo. También me sentía temerosa, nadie me había comentado lo que la gente estaba diciendo de mí y mis padres me iban a echar una grandísima bronca.
-En realidad, me siento mal, pero quiero que sepáis que me siento muy apoyada y querida por vosotros y que eso me va ayudar a pasar por este mal trago.-les sonreí a todos.
Liam me abrazó y me susurró en el oído:
-Todo va a ir bien, ¿lo recuerdas?

Narra Ana María*

-Me voy a buscar a Zayn-me levanté para ir a por el.
-Llegará pronto, no hace falta que vayas a por el, le gusta estar un tiempo solo.-me dijo Harry.
-Ya, pero creo que ahora necesita compañía, no siempre es conveniente afrontar las cosas solo-le dije mientras me daba la vuelta para irme.
-Pues siempre lo hace así-me contestó.
-¿Quieres que vaya contigo?-me dijo Clara incorporandose un poco.
-No hace falta-dije y cerré la puerta. ¿Qué les pasaba a estos dos?

Narra Clara*

Yo también quería ir a ver como estaba Zayn pero me daba un poco de vergüenza levantarme e irme. Yo no tenía tanta confianza con ellos como el resto de las chicas aunque hubiese encajado muy bien en el grupo.
-Me voy a llamar a mis padres, creo que ya los he evitado suficiente-dijo Cristina levantándose del sofá y dirigiéndose hacia el pasillo.
-Te acompaño-dijo Liam y se levantó para seguirla-Yo te defiendo, si es necesario.
-Claro, con tu súper nivel de Español, ¿no?-le dijo.
-¡Claro! Puedo decirles: sacapuntas, señorita, dale a tu cuerpo alegría Macarena....¡Tengo un gran nivel!-Cristina y todos los que estábamos alli reímos ante las palabras de Liam.
Cuando se fueron, fue un poco incómodo porque Niall y Marta se pusieron a hablar de que ella también tendría que llamar a sus padres y no sabía que les iba a decir y Eleanor y Louis se pusieron a hacerse carantoñas, y Harry y yo nos quedamos como un poco descolocados. El me miró, me sonrió y se sentó a mi lado. Nos pusimos a hablar animadamente de todo un poco, pero sin darnos cuanta, acabamos hablando de Zayn y Ana. Cuando nos dimos cuenta nos comenzamos a reír.
-¿Te gusta mi amiga?-le pregunté riendo por dentro.
-¿Eh?-dijo algo nervioso-Vo..voy a por un vaso de agua que se me esta quedando la boca seca-dijo tartamudeando.
-Vale-le dije riendo.
Cuando se fué,comenzamos una conversación de grupo sobre que podríamos decirle Marta y yo a nuestros padres para que nos dejasen quedarnos alli, el tiempo que nos quedaba. Aunque yo seguía ausente pensando en Zayn.

Narra Ana Maria*

Me encontré a Zayn sentado en las escaleras. Tenía la cara entre las manos y la cabeza agachada.
-Zayn, ¿estás bien?-le dije mientras me sentaba a su lado.
El se sorbió la nariz, se limpió los ojos y me dijo:
-Estoy bien-se quedo mirando al frente-Prefiero estar solo, Ana.
-Pues yo no te voy a dejar estar solo. Escúchame, ahora te sientes fatal y crees que si te quedas solo, dejando que tu pena te coma, te recuperarás, pero lo mejor es desahogarse y dejar que los sentimientos afloren.
Zayn que parecía sereno, me miró a los ojos. Los suyos se inundaron en lágrimas.
-Me ha dicho que yo no era más que un juego. Que le servía para darle publicidad, que nunca me ha querido. Que soy un tonto por no haberme dado cuenta ántes, que ni siquiera soy su tipo.
Se echo a llorar y yo le abracé. El se acurrucó en mí y yo le dije en un susurro:
-Ella se lo pierde, un chico como tu no se encuentra todos los días. Te mereces algo mejor que esa Barbie maquillada y estúpida.-oí como se reía-Eres un chico inteligente, olvídala y no llores, ella no se merece ni una de tus lágrimas.
El levantó la cabeza y se quedó mirandome directamente a los ojos, después lentamente se fue acercando a mi hasta que nuestro labios se rozaron. El, agarró mi nuca y me apretó más contra el. Yo me quedé totalmente inmóvil, no iba con esa idea en mi cabeza cuando fuí a buscarlo. Cuando nos separamos nos quedamos mirándonos algo incrédulos. Creí que cuando te besabas con alguien tu corazón se aceleraba, sentías mariposas o algo en el estomago, pero yo no sentí nada. Nada de nada.
-Zayn, yo...
-Lo siento, ha sido una tontería. Soy un gilipollas.-dijo apartando la vista.
-No lo eres. Ahora estas un poco confundido eso es todo.-le dije acariciándole el brazo-No pasa nada.
-Eres un ángel, estatuilla. Muchas gracias por portarte tan bien conmigo y ser una amiga de verdad.
Yo le volví a abrazar. Todos en el grupo me caían genial, pero con Zayn había encajado desde el primer momento, era como mi hermano mayor.
-Harry tiene mucha suerte.
Me puse un poco rígida. Me separé de el un poco roja y sonriendo tímidamente le dije:
-Yo también la tengo.
Los dos reímos y nos levantamos para ir de nuevo a casa.

Narra Marta*

Cuando volvió mi hermana con Zayn, todos nos callamos y nos quedamos mirándolo. Pobre, menuda desilusión. Me di cuenta de que cuando entraron, Harry y Clara se quedaron mirándolos durante un rato largo.
-¿Qué tal Zayn? ¿Estas mejor, tío?-le preguntó Louis.
-Si, pero prefiero no hablar de eso ahora. ¿Por qué no me entretenéis un rato? Y así se me olvidan las cosas.
Zayn se sentó al lado nuestro y Ana le pidió a Clara que se apartase un poco y se sentó entre ella y Harry. Reí interiormente, anda que mi hermanita se corta mucho...¡Qué celosa!
-¿Qué quieres que hagamos?-le dijo Eleanor divertida poniéndole ojitos.
-¿Quieres un streptease?-le dije mientras me abría un poco la chaqueta, insinuadora. Todos se rieron, excepto Niall, que me volvió a poner la chaqueta donde estaba y me miraba con cara de disgusto. Yo le sonreí y le di un beso en los labios.
En ese momento caí, ¡los chicos no lo sabían! Mi hermana, Clara y Eleanor se pusieron a gritar y Harry, Zayn y Louis se levantaron y comenzaron a besarme mientras me llamaban hermanita y le revolvían el pelo y le daban collejas en la cabeza a Niall.
Con tanto jaleo, Liam y Cristina salieron corriendo de la habitación y se quedaron mirando con cara de :¿Qué pasa?
-¡¡Están saliendo!!-les dijeron las chicas. Al momento Cristina también se puso a gritar y a saltar, ya tenía alguien con quien compartir insultos. Liam corrió para unirse al grupito que estaba maltratando la cabecita de mi angelito.
Miré a mi alrededor, era un momento increíble. Todos reíamos y gritábamos. Yo estaba feliz, tenía el novio que cualquiera querría, unos amigos increíbles y una vida magnífica.

Narra Harry*

Clara se fue a llamar a sus padres, al igual que Marta y Ana que habían puesto el altavoz para poder hablar las dos y en ese momento solo oíamos gritos en español.
-¡Qué miedito de suegros Niall!-le dije bromeando.
-¡Los mismos que los tuyos!-me contestó. Todos rieron y yo me puse rojo. Esta chica me hace vulnerable, he perdido hasta la pose de chico desinteresado y chuleta.
-¿Qué dices? Eso no es verdad.-le dije.
-Es cuestión de tiempo, rizos.-me dijo Louis.
-¡Madre mía, cuando se lo diga a Ana!-gritó Cristina.
-Sshhh, sshhh...no se lo digas, ¿eh? Que quiero decírselo yo-dije sonriendo vergonzoso.
-Me he besado con Ana-dijo Zayn.
Giré la cabeza lentamente y me quedé mirandolé:
-¿Qué has dicho?

martes, 11 de septiembre de 2012

CAPITULO 35 "Todo sale a la luz"

Narra Cristina*

¿Qué querría esta petarda ahora? Su tono de voz me había asustado un poco, parecía que había pasado algo grave...como halla roto la lampara lila que tanto me gusta se va a enterar.
-¿Qué pasa?-las tres estaban totalmente absortas viendo la tele. ¡Encima me llaman para ver la tele! Yo no me lo explico.
Bueno haber que ven... Soy yo. ¡Leches, que soy yo! ¿Qué hago en la tele? Aaahhh salgo con Liam.
Mi mandíbula se desencajó y se me abrió la boca.
-Cristina, ¿estas bien?-me dijo Ana tocándome el brazo.
Yo no respondí, estaba totalmente en blanco. Justo ahora que iba a contarlo y van y se me adelantan. Clara y Marta se levantaron y me acercaron una silla y me sentaron en ella, ya que yo no movía ni un músculo.
Ojalá hubiesen roto mi lampara lila y no fuese por esto por lo que me llamaban.

Narra Liam*

Estábamos en casa cuando vimos la noticia mientras desayunábamos. Hubo como un revuelo general. Louis volvió a escupir, esta vez el ColaCao y menos mal que a Harry , y no a mi de nuevo. A Niall se le cayó la cuchara de los cereales y nos salpicó a todos de leche.
-¿Pero y esa foto?¿Quién la a echo?-dijo Zayn.
-¡Es de ayer! Fue alguien del parque de atracciones.-dijo Louis.
-Voy a llamar a Cristina-lo dije mientras me levantaba y cogía el teléfono de casa-¿Ana? Pásame con Cristina.
-Liam, ¿has visto la tele? ¡Estáis saliendo en las noticias!-oí a Ana a través del teléfono-Cristina se ha quedado como en estado de shock y no habla.
-Lo sé, lo he visto todo. Intenta de tranquilizarla, ahora vamos para allá.-le colgué rápido.
Los chicos y yo cogimos rápido un coche y nos fuimos veloces. La entrada de casa estaba mas abarrotada que normalmente de paparazzis. Todos gritaban preguntándome quien era la chica de las fotos, si era mi novia, como se llamaba, si íbamos en serio, cuanto llevabamos juntos...
Tanto los chicos como yo íbamos serios, en un profundo silencio hasta que dije:
-Zayn, Louis, avisad a Perrie y Eleanor. Quiero que vengan con nosotros a casa de Cristina. Esas fotos las hizo alguien de los que estuvimos allí.
El silencio se hizo mas tenso. Había un traidor entre nosotros y nadie quería creer que su chica era la responsable pero era evidente que tenía que ser una de ellas por muy doloroso que fuese. Zayn y Louis llamaron a Perrie y Eleanor y pasamos a recogerlas. Ellas tampoco dijeron nada, era como el silencio precedente a la tormenta.

Narra Ana María*

-Cristina, escúchame, los chicos vienen para acá. No te preocupes, todo va a salir bien. Si ya lo pensabas de decir. Ya no te tienes que comer la cabeza pensando cual sera el mejor momento-le dije mientras le acariciaba el pelo y le sonreía.
Los teléfonos esa mañana no habían dejado de sonar. La noticia no solo se había quedado en Inglaterra, supongo que había trascendido a España y al resto del mundo y por eso mis padres y algunos amigos no dejaban de llamarnos a mi hermana y a mi. A Clara y a Cristina les pasaba lo mismo, pero por ahora nadie había contestado a ninguna llamada y habíamos optado por ponerlos en modo silencio para no volvernos locas.
-Voy a ver como va esa manzanilla.-le dije mientras le daba un beso en la frente y me dirigía a la cocina. Cuando entré, ví a Clara terminando de hacerla y a mi hermana con su móvil.
-¡Ana! Estoy viendo Twitter-me dijo en susurros- "La novia de Liam" es Trendin Topic mundial. No te puedes imaginar como la están poniendo a la pobre.
-Deja de leer eso-le quité el móvil y lo dejé encima de la mesa. Después me acerqué a Clara y con una mirada, ya supimos lo que estábamos pensando, como buenas amigas-Hay un traidor-dijimos las dos al unísono.
-¿Cómo?-dijo mi hermana incrédula.
-Esa foto la ha hecho alguien del grupo, uno de los que estuvimos allí. A los empleados les habían quitado todo lo que pudiese llevar cámaras de fotos o cualquier instrumento para grabarnos o fotografiarnos-dijo Clara con tono profesional.
-Yo no he sido-dijo mi hermana.
-Yo tampoco-dijo Clara.
Las miré a los ojos.
-Creo que no es necesario decirlo, pero, yo tampoco he sido.
Le llevamos la manzanilla a Cristina y nos sentamos cerca de ella para que no se sintiese sola. Aguardábamos en silencio a que llegasen los chicos cuando Cristina dijo:
-Se que vosotras nunca lo hubieseis contado.

Narra Zayn*

¡Que tensión! ¿Quién habrá echo algo tan repugnante?
Cuando entramos en casa de Cristina, reinaba el mismo silencio que en el coche. Las cuatro chicas estaban sentadas, con caras de preocupadas y cuando entramos se nos quedaron mirando con cara de angustia.
-Yo no se porque tengo que estar aquí, ¡yo no he sido!-gritó Perrie, entrando como un torbellino. Las cosas con Perrie no iban bien, pero yo la quería y sabía que ella no podía haber sido...o por lo menos, lo esperaba...
-Perrie, nadie a dicho nada de que hallas sido tu-dijo Eleanor.
-Cristina, ¿estas bien?-dijo Liam acercándose a la silla y arrodillándose ante ella.
Cristina se tiró a sus brazos y se abrazaron durante unos minutos.
-¿Qué están diciendo de mí?-le preguntó aún abrazándose, y con la voz un poco quebrada.
-Eso no importa ahora-le dijo Liam mientras le acariciaba la cabeza.
-No es nada bueno entonces...-dijo Cristina separándose. Después levantó la cabeza orgullosa y dijo- Quien halla echo esas fotos, me ha hecho un favor, iba a contarlo, lo tenía decidido. Pero quería decirlo yo, en un momento adecuado y no de esta manera. Quien lo halla dicho es un estúpido, no es amigo mío, me ha traicionado y no lo quiero a mi lado. Estoy segura de que nadie de los que estamos aquí lo querrá, porque no queremos a gente hipócrita y falsa a nuestro alrededor.
Buff...que enfado tiene, y con razón. Nunca la había visto así.
-¡Estoy segura de que han sido ellas!-gritó Perrie.
-Ana estuvo todo el día conmigo-le respondió a la defensiva Harry.
-Pues Marta tampoco ha sido-dijo Niall uniéndose al carro.
Yo no pude decir lo mismo de Perrie porque no había estado todo el rato con ella, es más, había estado mas tiempo separada, hablando con el móvil que conmigo.
-¡Eso no se sabe! Todo iba bien sin ellas. No os parece una casualidad, ¿qué lleguen y salgan las fotos?-dijo tajante mi novia-Mira no tengo nada en contra vuestra pero Cristina, no te puedes fiar de alguien que te dijo que no se lo iba a contar a nadie y acabó diciéndoselo a una amiga. Y la nueva tampoco parece mucho de fiar, a saber a quien se lo habrá contado cuando estaba en España.
Todos nos quedamos con la boca abierta. Se había pasado mucho.
-Yo no se lo conté a nadie en España.-dijo Clara con los ojos húmedos, se sentiría ofendida.
-¿Por qué estas tan a la defensiva Perrie?-le dijo Ana.
-¿No será que quieres ocultar algo?-dijo Marta.
-Perrie no ha sido-dije serio. ¿No había sido verdad?
-Gracias cariño-me dijo mientras se agarraba a mi brazo. Yo intenté de entablar contacto visual con ella pero rehuía mi mirada.
-Yo no tengo nada que ocultar, lo único con lo que pude hacer fotos fue con mi móvil. Lo pongo encima de la mesa, revisarlo si queréis, no encontrareis nada.-dijo Ana poniendo su móvil con fuerza en la mesa, ella había sido la peor parada con las palabras de Perrie. También sentí como mi novia se ponía tensa.
-Quien halla echo las fotos, las ha podido borrar, eso no vale-dije.
-Zayn, si quien hizo las fotos, es quien pienso, no habrá sido tan inteligente como para borrarlas después de haberlas difundido.-me dijo Ana.
Todas, una por una fueron poniendo sus móviles encima de la mesa.




Ya solo quedaba Perrie.
-Cariño. Déjalo en la mesa.
Hubo un silencio tenso en la habitación. Nadie hablaba y todos nos mirábamos algo recelosos.
-Cariño...
-Yo no voy a dejarlo Zayn-me dijo separándose-No oculto nada, pero tampoco tengo que demostrarlo.
En ese momento mientras Perrie se echaba hacia atrás, Cristina le cogió el móvil del bolsillo trasero del vaquero y rápido se puso a buscar la foto. Perrie se iba a lanzar a quitárselo. Yo la retuve por el brazo, lo suficiente para que Cristina dejase de buscar y se quedase fija mirando la pantalla.
-Encima de ser un monstruo, eres tonta.-dijo mientras volteaba el móvil y nos enseñaba la foto a todos.
En ese momento sentí que mi corazón se partía en miles de trocitos. Me había engañado. Me quede mirándola incrédulo. Ella me desvío la mirada, se dio la vuelta, cogió su móvil y salió con paso apresurado por la puerta. Yo me fuí hacia ella para seguirla, tenía que aclarar muchas cosas.

lunes, 10 de septiembre de 2012

CAPITULO 34 "Confesiones"

Narra Clara*

La mañana y la tarde, pasó como un suspiro, entre risas y bromas. A la hora de comer hicimos una guerra de comida. Es una de las pocas veces que me he comportado con tanta irresponsabilidad pero es que estos chicos son tan inmaduros, encantadores y graciosos que es imposible no pasárselo bien con ellos y que se te contagien sus tonterías. Así estaban las chicas, irreconocibles, parecían unas locas. Nos montamos en algunas atracciones más, pero no tan peligrosas y movidas como las primeras para que todos, a los que les diese miedo y a los que no, pudiesen montarse. Fue muy divertido montarnos en atracciones infantiles, parecíamos tontos.




 

Cuando ya estuvimos cansados, nos sentamos en el césped y estuvimos hablando en grupo, haciendo bromas, contando anécdotas.
Ellos contaron cosas graciosas que les habían pasado con las fans, en los conciertos o en entrevistas. Ana y yo contamos nuestro primer viaje a Londres. Marta, como jugaba salvajemente con Ana cuando eran mas pequeñas y como estuvo a punto de hacerse una brecha cuando se cayó del sofá de su casa. Cristina contó cosas de su hermano que es un encanto y súper divertido y también la semana que pasó con Ana y Marta en la casa de playa que ellas tenían en La Antilla.
Fue una tarde amena y divertida.
Por mi parte descubrí que tenía mas cosas en común de las que pensaba con Zayn y estuvimos hablando tranquilamente sobre algunas cosas.
Cuando llegó el momento de irse, nos despedimos con tristeza, pero acordamos que nos tendríamos que ver pronto. Sin embargo, nos despedimos para nada, porque cuando íbamos a salir cada uno con su coche, el encargado nos aviso de que había una masa de fotógrafos y fans fuera.
-¿Qué hacemos ahora?-pregunto Marta. Estaba agarrada de la mano de Niall. Supongo que cuando lleguemos a casa, si llegamos, tendrá que contarnos muchas cosas.
-¿No querías contarlo ya?-oí que le decía Liam a Cristina en el oído.
-Si, pero aun así, tendré que hablar antes con mi familia y eso...He decidido contarlo pero no me he mentalizado aun-le sonrió. El se rió y comenzó a decir:
-¿Qué os parece si nos montamos en los asientos de delante los chicos y las chicas os sentáis detrás? Así, cuando nos hagan las fotos saldremos los chicos y a vosotras no se os ve.
Todos nos quedamos un poco pensativos.
-Que listo eres Liam...con razón eres el inteligente del grupo-le dijo Louis palmeandole el hombro. Todos reímos y nos montamos como el dijo.
Los coches tienen 2 asientos delante y 6 detrás así que había espacio para todos. En un coche íbamos: conduciendo Harry, en el asiento del copiloto, Liam y detrás Marta, Ana, Cristina y yo. En el otro coche, conducía Louis, en el asiento del copiloto iba Zayn y detrás iban Niall, Eleanor y Perrie.
Cuando salimos fue increible, y eso que no veíamos nada porque estábamos agachadas pero se podían oír los gritos de la gente, sentíamos el zarandeo del coche cuando se intentaban de acercar y chocaban contra el y veíamos los flashes.
Cuando salimos un poco del barullo, Harry dijo:
-¿Qué tal por ahí detrás?¿Asustadas?
Nos reímos algo nerviosas y Ana le contestó:
-¿Siempre es así?
-¡Siempre!-nos respondieron al unísono.
Cuando llegamos al portal, nos bajamos rápido del coche. Ana le dió un beso en la mejilla a Harry.
Entramos en casa y nos contamos algunas cosas bastante interesantes que nos habían pasado a lo largo del día y que no pudimos decirnos porque estaban delante los chicos.

Narra Louis*

Habíamos pedido comida rápida en un autoservicio. Mucha comida, porque Niall estaba hambriento. Cada uno tenia una bolsa, excepto él, que tenía cuatro.
Cuando llegamos a casa los tres, depués de haber dejado a Perrie y Eleanor, nos encontramos a Harry y a Liam sentados ya a la mesa.
-¡Tenemos hambre!-dijeron los dos.
Nos sentamos a comer y nos pusimos a hablar de cosas muy interesantes y yo lo disfruté mucho porque soy un cotilla y me encantan los chismorreos.
-Me he besado con Marta-soltó Niall.
Yo, que estaba bebiendo Coca Cola la escupí directamente hacía la cara de Liam. Harry se atragantó y Zayn se quedó con la boca abierta y paralizado.
-¿Queeeeee?-le dije limpiándome un poco la boca.
-¡Dios mío, tengo que besar a Ana!-gritó Harry.
-¿Qué dices?¿A qué viene a cuento eso ahora?-dijo Zayn.
-¿Podemos hablar de mi?-dijo con pesadumbre Niall.
-Es que no se si voy muy lento...-contestó Harry.
-Vas bien...-le dijo Liam.
-Yo quiero dejarlo con Perrie-dijo Zayn de repente.
-Cristina y yo vamos a contarlo...espera, ¿qué lo quieres dejar con Perrie?
-¿Ya os habéis animado?-le dijo Niall con la boca llena.
-¿Y cómo sabes que voy bien? ¿Te ha dicho algo Cristina?-le decía Harry mientras le daba golpecitos en el brazo a Liam.
-Ya no la aguanto más...-seguía hablando solo Zayn.
¡Dios! Siempre igual, parecen críos...
-¡¡Un cerdo volando!!-grité. Silencio-Vale, ahora, despacito, vamos a ir contando las cositas estas importantes, ¿entendido?
Y así, Niall contó su apasionado y bonito beso con Marta en la noria. ¿Veis? Si no los hubiese interrumpido las otras veces se habrían dado su primer beso en una discoteca abarrotada de gente o en un baño. ¡Un baño! Gracias a mi, se habían dado un beso súper romántico. ¡Qué orgulloso me siento de mi! Niall y mi querida princesa de los nervios me lo tendrían que agradecer. Seré su padrino en la boda o su primer hijo llevará mi nombre, que lo que he hecho es muy importante.
Harry nos contó su desafortunado accidente y como Ana se había portado genial con el y no lo había dejado solo. Nos reconoció que posiblemente se estuviese enamorando y todos nos quedamos bastante impresionados de que fuese el quien dijese eso. Pero supimos que era verdad, le brillaban los ojos y jamás había estado tan interesado y constante con una chica. Además, estaba como tonto...aahhh no, así esta siempre. Ana es un encanto, es nuestra estatuilla y me alegro de poder dejar a mi rizos en tan buenas manos. Ella era tan dulce como un caramelo pero cuando era necesario sacaba su genio. Era perfecta para Harry.
Liam nos dijo que ya estaba decidido, que Cristina se había decidido a contarlo. ¡Menos mal! Espero que todo les salga tan bien como a mi con Eleanor y que las fans sepan respetarla y quererla como se merece. Cristina nos ganó a todos desde el primer momento con su sonrisa y alegría contagiosa. La relación de Cristina y Liam era maravillosa, no tan buena como la de Eleanor y mía, porque nosotros somos perfectos, pero están bastante bien. Se compenetran tan bien que estoy seguro de que todo ira sobre ruedas.
Lo de Zayn fue ya mas preocupante. Las cosas con Perrie nunca han ido del todo bien pero últimamente es que pasa de el descaradamente. El resto de las chicas son un encanto, súper simpáticas y buenas pero Perrie no me llega a caer del todo bien...Bueno esto ella no lo va a leer así que lo digo claramente, no me cae nada bien, es una estúpida y no para de hablar de ella misma...aaaiiii ya me he desahogado. ¡Clara! Clara me encanta, es súper mona. Voy a intentar de emparejarla con Zayn, creo que aunque no tengan a simple vista, muchas cosas en común tienen algo que comparten, además las relaciones reñidas son siempre las mas queridas.
Yo no tenía nada que contar, como ya he dicho, mi mitad es genial, yo soy genial, somos geniales. Ya surgirán problemas, nunca nada es perfecto pero estamos hecho el uno para el otro, lo sé.

Narra Marta*

Era por la mañana temprano y ya tenía sueño.
Me había costado conciliar el sueño aquella noche. Después de llegar a casa del parque de atracciones y hacer la cena, nos sentamos en la mesa y les conté las nuevas. Todas se pusieron a reír y gritar y se pasaron el resto de la noche tomándome el pelo. Después, ellas también contaron sus cosas. No era yo a la única a la que le habían pasado cosas interesantes.
En ese momento de la mañana, Clara y yo estábamos sentadas una al lado de la otra viendo una revista con la tele encendida. Mi hermana estaba metiendo su ropa en la lavadora y Cristina limpiando su baño.
-Me encanta este vestido-me dijo Clara.
<<Tenemos una gran noticia que dar...>> oía la tele de fondo.
-Cristina, ¿quieres que te ponga a lavar algo a ti?-le decía mi hermana a Cristina.
<<...apenará a las fans...>>
-No, da igual, gracias de todas formas-le respondió ella gritando.
-Oohhh mira estos zapatos-le dije a Clara mientras se los señalaba a Clara en la revista.
<<...estas fotos los muestran a ambos muy cariñosos el uno con el otro...>>
Mi hermana pasó cargada de ropa en frente nuestra, se agachó porque se le cayó un calcetín y yo miré en ese momento la tele.
-¡Anda! Cristina en la tele-volví a bajar la vista para mirar la revista.
-Ajá-dijo Clara.
-¡Guay!-dijo mi hermana.
En ese momento todas nos quedamos quietas. Mi hermana, que ya se dirigía a la cocina, dejó caer toda la ropa y se dió la vuelta, acercándose lentamente a la televisión. Clara y yo levantamos la cabeza. En la televisión, estaban saliendo unas imágenes de Liam y Cristina. Estaban sentados en un banco, la foto fue tomada ayer. Las tres nos miramos entre nosotras y después mi hermana dijo:
-¿Cristina?
-¿Si?-le contestó.
-¿Puedes venir un momento? Hay un problema.