Contador de Visitas :))

jueves, 30 de agosto de 2012

CAPITULO 27 "A casa"

Narra Liam*

Cuando Cristina y yo entramos de nuevo en la discoteca me puse a buscar al resto. Encontramos a Louis, Zayn, Niall, Eleanor y Marta, pero no había ni rastro de Harry y Ana.
-¿Dónde esta Ana?-dijo Cristina nerviosa.
-La he dejado con Harry-le respondió Zayn.
-Aaahh vale-dijo Cristina suspirando.
Eso me encantaba de ella, se preocupaba por la gente y era sensata cuando tenía que serlo, no todo en la vida es diversión.
-Chicos, nos tenemos que ir-les dije algo apenado.
Louis le dió la mano a Eleanor, y se despidió del resto con un gesto de cabeza. Eleanor le mandó un beso a Cristina y Marta.
-Vale, yo el siguiente-dijo Niall mientras se acercaba a Cristina y le daba un abrazo-Nos vemos.
Después se acercó a Marta la agarró de los hombros y le dió un sonoro beso en la mejilla, se separó de ella sonriendo y se fue. Pero, ¿esto qué es? ¡Cuantas confianzas!
-Creo que ya nos podemos ir Zayn-nos íbamos a cuenta gotas para no causar mucho revuelo todos juntos en la calle. Los paparazzis ya se vuelven locos con uno, si salimos los 5 al mismo tiempo se arma una buena.-Adiós prima-volví a decir gritando y riendo al mismo tiempo-No os mováis de aquí, le diré a Ana donde encontraros.
Zayn y yo nos despedimos y nos fuimos en busca de Harry y Ana.
¡Ala! ¡Los otros! Como sigamos así, en dos días nos descubren. Menuda forma de bailar...
Nos acercamos a ellos y tocándole el hombro a Harry le dije:
-Nos vamos ya-después me diriji a Ana-las chicas están en esa dirección, al lado de la barra, cerca de un sillón.
-Vale-me respondió sonriendo, se la veía feliz.
-Haber si se va a perder...-intervino Harry.
-¿Cómo se va a perder?-le dije confuso mientras Ana reía.
-¡Qué  no soy tonta!-le dijo Ana.
-Ya pero...-Ana lo paró con un beso en la mejilla, luego nos dio otro a Zayn y a mi y se fue en la dirección que le había dicho.
Cuando salimos una horda de fans y paparazzis se abalanzó sobre nosotros cada día había más, y cada día era más difícil pasar desapercibido por lo que cada día iba a ser más difícil ocultar mi relación con Cristina y por lo que veo, tendremos que ocultar más cosas....

Narra Cristina*

-¡Ahí esta!-le dije a Marta señalándole a Ana que se dirijía hacia nosotras esquivando a la gente que bailaba. Cuando llegó con esa sonrisa de oreja a oreja pensé lo mismo que cuando vi a Marta, había sido una buena noche para ambas. Cuando salimos de la discoteca un coche nos estaba esperando, nos montamos y nos llevo a casa. Los chicos siempre me dejaban un coche en la puerta de donde fuésemos para que no tuviese que esperar al taxi y esta vez no iba a ser menos.
Estaba amaneciendo. ¿Era tan tarde? El tiempo con los chicos volaba y sin ellos no pasaba. No era justo...
El camino de vuelta a casa, estuvimos hablando de la noche y así me enteré de que a Ana le habían regalado un iPod.
-¿Qué llevas ahí?-preguntó Marta.
-Harry me ha regalado un iPod.-dijo con la mano que lo agarraba en alto, con los ojos abiertos como platos y mirándonos con cara de incredulidad total.
Gritar fue lo único que pude hacer, si que se estaba poniendo esto interesante. Bueno, cuando invite a las chicas pensé que estaría genial que les gustasen a alguno de los chicos y que se hiciesen novios...pero eran eso, ilusiones, era tan difícil que pasara, que resultaba casi imposible de creer.
-Yo casi me beso con Niall.
Volví a gritar y me reí como una histérica. ¡Que fuerte! Nos pusimos las tres a reír. Yo no les conté lo mio, primeramente porque no tenía porque enterarse el conductor y después porque me daba vergüenza, ya habría tiempo de contar intimidades.

Narra Ana María*

Cuando llegamos a casa entre rápidamente en mi habitación y me abalancé hacia el ordenador para subir mi foto con Harry. Y así me di cuenta de que el iPod tenia un grabado detrás, ponía:
                                                 "Para mi estatuilla, Harry  XXX"

Esto era muy fuerte, podría morirme en estos momentos de la felicidad. Es algo increible, soy la chica mas afortunada del mundo. Subí la foto en un tweet en el que ponía simplemente: "Buena noche" Algo que no expresaba del todo, lo que había significado para mi.
Me cambie de ropa y me desmaquillé y cuando volví mi tweet había sido retuiteado y me seguían los cinco chicos. Dios mío, espero que todo persona en el mundo pueda sentir la felicidad que siento yo, al menos una vez en su vida.
Cuando me metí en la cama encendí el iPod y me puse los cascos...Ana estas tonta, no va a haber ninguna canción, pero busque por si a caso. Había dos carpetas con canciones, en una ponía "Debes escuchar" y tenía artistas como Cheryl Cole, Adele, Ed Sheeran, Coldplay, Robbie Williams...y en la otra ponía "Yo y el resto" Me intenté de aguantar la risa para que mi hermana y Cristina no se pensasen que estaba loca. Me puse "Yo y el resto" y me dormí con una sonrisa en la cara.

Narra Marta*

¡Esta vez le iba a enviar yo el mensaje! Venga Marta, no seas tonta. Bueno le voy a decir...no, eso es demasiado atrevido. Mejor le digo esto otro...no, no y no, muy soso. Ay madre, ¿qué le pongo? Me estaba comiendo la cabeza sobre que ponerle a Niall en el mensaje, justo cuando recibí uno suyo.

                   "Quiero repetir esta noche y acabar lo que empecé, un beso princesa"
Sonreí.



Narra Niall*

Me estoy pasando de listo. Nunca he tonteado tan descaradamente con una chica. Quizás no le gustase como novio, quizás solo me quiera como amigo o como rollete... Soy Niall Horan, un cantante conocido mundialmente, pero tengo las mismas inquietudes e inseguridades que el resto del mundo.

miércoles, 29 de agosto de 2012

CAPITULO 26 "Los sentimientos despiertan"

Narra Zayn*

Estaba sentado en el reposa brazos de un sofá tomando algo. Me había quedado literalmente solo. Lou y Eleanor estaban bailando, Liam y Niall habían desaparecido y Harry estaba bailando con Cara. Menos mal que le gustaba Ana porque sino ya se hubiese tirado a Cara allí mismo.
-¡Hola!-hablando de la reina de Roma, aquí estaba Ana.
-¡Hey! ¿Qué tal?-le dije mientras me levantaba y le daba dos besos en las mejillas.
Ella se sentó en el sofá, se la veía abatida, quizás hubiese visto a Harry.
-Bueno, bien. ¿Qué haces aquí tan solito?
-Espero a mi chica-le dije, después le di un sorbo a mi bebida, por supuesto alcohólica, necesito relajarme.
-¿A Perrie?- me dijo.
-Si, pero no creo que venga. Me ha dicho que sino estaba aquí a la 1 y media no vendría y evidentemente no esta así que...
-Bueno, no pasa nada. Otro día la veras, ¿no?-me intentaba de animar, pero nadie lo conseguiría.
-Ya... No se, me gusta disfrutar cada momento y sin ella, no puedo.-le di otro sorbo y con cada sorbo me deprimía mas.
-Vaya, te gusta mucho ¿eh?-asentí con la cabeza- Pues solo hay una forma de que te olvides de ella para disfrutar de este momento, pasatelo genial. ¿Bailamos?
Me tendía su mano.



Es curioso la de cosas que se te pasan por alto cuando estas absorto en algo. Estaba preciosa. Le cogí la mano y nos pusimos a bailar. Me había animado, lo consiguió.

Narra Liam*

Había perdido a los chicos, pero estaba con mi chica. Estábamos bailando descontroladamente, rodeados de gente. Ella sonreía, levantaba las manos en alto y se acercaba a mi. Estaba feliz pero no cómodo. Conforme más la miraba más ganas tenía de abrazarla y de decirle lo mucho que la quería. Así que no me aguanté, la agarré de la mano y la dirigí a una de las puertas traseras. Cuando estuvimos fuera la levanté por la cintura y ella rodeó mi cadera con sus piernas mientras nos besábamos. Se que ella no tiene la culpa, solo esta aterrorizada de que la gente lo sepa, pero es algo claro, que ambos queremos lo mismo, así que tengo que conseguir que lo quiera contar porque yo me quiero pasar todo el dia así: sintiendo su corazón latiendo, tocando su piel y teniendo sus labios sobre los míos.

Narra Marta*

Cuando vi a Niall en la barra me paré en seco. Me puse a bailar yo sola esperando a que se diese la vuelta. Cuando lo hizo, vi que se había quedado asombrado, justo lo que quería. Incliné la cabeza y seguí bailando como si no me hubiese fijado en que estaba allí. Me di la vuelta y esperé. Al poco tiempo sentí que unos brazos me rodeaban, sabía que era el; así que cuando me di la vuelta ya tenía preparada mi mejor sonrisa. El me miraba con ojos brillantes y con esa hermosa sonrisa que siempre ha tenido. Mientras nos movíamos se acercó a mi oído y susurró:
-Estas preciosa.
Yo le agarré por el cuello suavemente y acerqué su oído a mis labios y le dije:
-Me alegra haberte conocido Niall.
Nos fuimos separando lentamente hasta que nuestras cabezas quedaron muy juntas, nuestras narices se tocaban y nuestros labios estaban a pocos centímetros de distancia. Las luces hipnóticas me mareaban y hacía que viese los azules ojos de Niall como flashes. Me miraba los labios y en ese momento supe que me iba a besar, así que cerré los ojos y acerqué un poco mas la cabeza, hasta que...


-¡Hey, chicos! ¿Qué pasa?-¿Quién había interrumpido este momento?¡Dios! Era Louis, que nos agarró a los dos de los hombros y nos llevo fuera de la pista, mientras nos decía-¿Qué pensabais hacer?¿No veis que esto esta a rebosar de gente? ¡Os podían haber visto!
Es verdad, nos podían haber visto, pero ahora mismo, eso me daba completamente igual.

Narra Harry*

Creí que había quedado bien claro, que me gustaba Ana. ¿Qué esta haciendo Zayn bailando con ella? Si a un amigo le gusta alguien se la respeta.
Espera un momento, ¿estoy celoso? Madre mía, me estoy volviendo loco. Bueno, me da igual. La habré cagado bailando así, con Cara pero yo de quien realmente estaba interesado era de Ana.
Fui al guardarropa y le pedí a la chica mi chaqueta, de un bolsillo interior saqué un paquete y le volví a dar la chaqueta. Me interné de nuevo en la pista y cuando los vi me acerqué hasta ellos.
-¡Eh, tío! ¿Me dejas que baile con ella?-le dije a Zayn mientras le palmeaba el hombro y hacia fuerza para que se apartase.
Cuando volví mi vista hacia Ana la vi mucho mas seria. Le sonreí y aunque ella intento mantenerse serena me devolvió la sonrisa y bajo la cabeza riendo. La agarré de la cintura suavemente y empecé a bailar con ella. Mucho mas suavemente que con Cara, con mas sentimiento.
Lo supe desde el primer momento, ella sería diferente.
-Tengo algo para ti-le dije mientras le daba el paquete.
-¿Qué es?-me gritó con cara de asombrada y una sonrisa.
Lo abrió y se le iluminó la cara.
-¿Me has regalado un iPod? ¡Guau! Muchas gracias, pero esto cuesta mucho, no puedo aceptarlo-dijo algo contrariada.

 

-El tuyo esta en España, necesitas uno, quédatelo como un préstamo si te da reparo aceptarlo.-le dije sonriendo. Ella río, con una risa cantarina preciosa.
-Muchísimas gracias, Harry.-se puso de puntillas, porque a pesar de que ella llevase tacones seguía siendo más bajita que yo, y me dio un dulce beso en la mejilla.
-Es un gusto, estatuilla. Ya nos podemos hacer una foto-le dije mientras le quitaba el iPod de las manos y nos hacia una foto.
Después seguimos bailando, al principio con torpeza, después con mas seguridad y confianza, así espero que sea nuestra relación, que vaya evolucionando.

martes, 28 de agosto de 2012

CAPITULO 25 " La noche se presenta interesante"

Narra Marta*

Tras darme una ducha calentita, salí del baño con una toalla y descalza. Oí a mi hermana y a Cristina gritando en la habitación contigua y riendo. Se tiraban todo el dia así, estaban locas.
Yo, al ver mi móvil, me volví a acercar a el para saber si tenía algo... Madre mia me estoy volviendo algo obsesiva. ¿Qué me creo? ¿Qué ahora se va a pasar todo el santo dia mandándome mensajitos? Soy una cría que se cree...¡Un mensaje! Y esta vez si que era de Niall. Se me acelero el corazón.

                                 "Te veo esta noche princesa, lo estoy deseando XXX"

¡Qué guay! Estaba deseando verme y yo a él. Me fuí dando saltitos hasta la habitación de Ana, que se había convertido en el punto de reunión. Nos vestimos, peinamos y maquillamos entre risas y suposiciones de lo que pasaría esta noche. Con tanto cachondeo llegamos a la conclusión de que Liam le pediría matrimonio a Cristina, Ana se emborracharía y bailaría descontroladamente y yo me caería. Nada de eso paso, evidentemente, pero si cosas igual de interesantes.

Narra Cristina*

Bajamos del coche. Íbamos con unos abrigos porque a pesar de que era verano hacia un frío gélido.
-Esta discoteca tiene pinta de ser genial.-dijo Ana mirando la entrada y los alrededores. Yo ya estaba acostumbrada pero la verdad es que la primera vez que vine también estaba asombrada. La gente vestía elegante y se comportaban como si fuesen los reyes del mundo. Además también iban famosos, un día vi a Emma Watson. También solían venir las modelos más famosas y cotizadas en el mundo de la moda. Espero que no nos den problema.

Narra Ana Maria*

Entramos en la discoteca y estaba a rebosar.


La verdad es que a mi no me gustan mucho las discotecas, me agobian. Pero iba a ver a los chicos y con eso me bastaba.
-Al final, ellos han venido antes-dijo Cristina gritando, aun así no la oía bien.
-¿Ya están aquí?-le conteste también gritando.
-¡Si! ¡A buscarlos!-nos dijo Cristina con una sonrisa.
Nos internamos en el barullo de gente para intentar encontrarlos, aunque, para mi, quizás fuese mejor no hacerlo.

Narra Liam*

Ya veía a Cristina. Estaba guapísima, es decir, ella esta siempre guapa pero hoy estaba resplandeciente. El vestido que llevaba le sentaba genial.



Sin decirle nada a los demás, me acerqué a las chicas. Ana y Marta también iban muy guapas pero nada comparado con mi Cristina. Me acerqué a ella y le di un pequeño beso en la mejilla.
-¡Hola prima!-le grité lo más alto que pude para que los de alrededor me escuchasen. Ella me dio un tímido abrazo.
Esto es lo que odiaba de esta situación. Si la gente lo supiese, habría corrido hacia ella, la habría cogido y le habría dado un tierno beso mientras dábamos vueltas. Pero nos quedábamos en eso:primos.
Le di un beso a Marta y Ana en las mejillas y le dije que me siguiesen hacia donde estaban el resto de los chicos.

Narra Niall*

Cuando vi que Liam se metía entre la multitud supuse que habría visto a las chicas e iba a buscarlas, así que fuí detrás de él. Tenía muchas ganas de verlas, o mejor dicho, tenía muchas ganas de verla a ella. Pero mientras le seguía, un grupo de chicas me paró para pedirme una foto y autógrafos, así que perdí de vista a Liam.
Me tiré como un cuarto de hora dando vueltas por la pista de baile. Di tantas vueltas que no sabía ni volver donde estaba el resto. Como podéis ver mi sentido de la orientación es un asco. Me dirigí a la barra, necesitaba algo de beber antes de volver a la búsqueda.
Cuando me sirvieron, me di la vuelta y en frente mia vi una joya.


Apunto estuvo de caerseme la copa. Ahí estaba mi princesa.

Narra Harry*

Estaba preciosa. Cuando se acercó a mi con la mano extendida, lo único que pude hacer fue cogérsela y dejarme guiar hacia la pista. Era guapísima, no podía evitar acercarme cada vez mas y mas a ella. Cara era increible. Si, Cara...¿de quién pensabais que hablaba?


Cara Delevingne es una modelo, una chica guapa, extrovertida, sensual y algo loca, pero con un cerebro muy chiquitito. Cara estaba para eso, las fiestas, bailar y para otras cosas que se hacen encima de los colchones, pero para nada más.
Estaba bailando con ella, cuando mis ojos se pararon en un punto brillante. Ese puntito llevaba un vestido romántico precioso, tenía sus labios carnosos pintados de rojo y sus ojos grandes brillaban con algo de tristeza.


Cuando vi a Ana me quede totalmente paralizado, tenía que tener cara de bobo. Cara al ver que no me movía se acercó aun mas a mi y siguió moviéndose. Pero yo ya no quiero bailar más. La iba a apartar a un lado para acercarme a Ana María, cuando ella, me sonrió, me saludó con la mano y dio media vuelta para irse. Empiezas bien Harry...

NOTA: ¡Hola queridas lectoras! ¿Qué tal os va? Haber si podeis hacer de este capitulo uno especial :) escribid todas las lectoras  un comentario, decidme que os parece el capítulo, la novela en general, que se podría mejorar, algo que os encante...o cualquier cosa!! Se que hay muchas más lectoras de las que normalmente comentan asi que sed buenas y haceros notar :)
Muchas gracias tambien a todas aquellas que comentan  con regularidad. Chicas sois lo mejor y sin vuestro apoyo no habría llegado ni al capitulo 10. Gracias de verdad.
Y ya os dejo, mañana más y mejor!! Que mañana va a pasar algo...uuii que se me escapa!! xD
Un beso muy grande! Os quiero ;)

lunes, 27 de agosto de 2012

NOTA

Colaborad para el regalo de Liam :)
http://going-in-one-direction-forever.blogspot.com.es/2012/08/regalo-de-cumpleanos-de-liam.html

CAPITULO 24 "De compras por Londres"

Narra Ana María*

Era temprano cuando abrí los ojos. Me quedé echada boca arriba en la cama, pensando en todo lo que me había pasado en nada de tiempo y dándome cuanta de lo afortunada que era.
Me levanté de la cama con un ánimo inusual, inpropio de mí que siempre me suelo levantar malhumorada y cansada por mucho que haya dormido. Pero estar viviendo un sueño da energía, ¿sabéis?
Me fuí a la cocina, cogí algo para desayunar y me lo lleve al salón para ver mientras la tele.
Una por una nos fuimos despertando y cuando ya todas estuvimos en pie y medianamente desayunadas, nos fuimos de compras por Londres, teníamos que encontrar unos bonitos vestidos para impresionar a los chicos.
-¿Vamos a ir con ellos?-preguntó mi hermana Marta.
-Yo si-dijo Eleanor.
-Pero nosotras no. Nosotras iremos antes y cuando ellos lleguen ya estaremos allí-nos explicó Cristina.
-Aahhh y después, ¿qué? ¿Nos comportamos como si no los conociésemos? Menuda caca de salida entonces-dije.
Eleanor y yo reímos.
-No hombre- me dijo Cristina conteniendo la risa- Se pondrán a hablar con nosotras como si fuésemos unas fans que están por allí y ya está. Es cuestión de actuar. De que la gente se crea que somos chicas que no los conocen de nada, que estamos emocionadas por estar con ellos y que les hemos interesado, ya esta.
-¡Qué guay! Emocionante-dijo mi hermanita.
Entramos tienda tras tienda, probándonos ropa, aconsejándonos y comprando, claro... A este ritmo me iba a fundir mis ahorros en muy poco tiempo.




Descubrí que Eleanor y yo teníamos mucho en común y nos llevábamos genial. También me di cuenta de que algunas chicas la miraban descaradamente por la calle y hubo hasta un par de grupito de chicas que se acerco a pedirle autógrafos y unas fotos. Eso era ser la novia de uno de los One Direction. Con él, aparte de llevarte a un gran chico también recibias una pequeñísima porción de su fama, que en el caso de Eleanor había sido buena, ya que las verdaderas fans la adoraban pero que tenía atemorizada a mi amiga, que no sabía si tendría tanta suerte como ella.

Narra Cristina*

Cuando acabamos las compras, estábamos agotadas pero muy felices, habíamos encontrado justo los vestidos que queríamos cada una, eran preciosos. Los chicos se quedarían con la boca abierta.
Esperamos a que Eleanor llamase a Louis y a que viniese a recogerla con el coche. Cuando llegó nos despedimos de ella y saludamos a Louis con la mano.




Después nos alejamos para ir directas a casa, había muchas cosas que hacer.
-Oye Cristina, cuéntanos, ¿cómo fue tu primera cita con Liam?-me pregunóo Marta.
-Aaahh es verdad. ¿Y corto por ti, con Danielle?-se emocionó Ana.
-No exactamente. Según me ha contado él, las cosas entre ellos no iban demasiado bien. No eran muy compatibles, no tenían demasiadas cosas en común y discutían mucho. Y bueno en nuestra primera cita...-seguí contando-yo estaba muy nerviosa, evidentemente. Se suponía que solo charlaríamos un rato para preguntarme como estaba y eso, ya veis-reí-pero después me invitó a comer y pasamos la tarde entera juntos. Fuimos dando vueltas por Londres, me enseñó sus recovecos mas bonitos. Una cita de lo mas normal, pero súper especial al mismo tiempo. Me dijo que era la primera persona con la que no era tímido, que no le costaba nada hablar conmigo.
-¡Qué bonito!-dijeron las chicas al unísono mientras me abrazaban.
-Eso es que es muy importante, la buena comunicación-dijo Ana.
-Bueno, pues haber si vosotras también encontráis aquí a vuestro príncipe, ¿no?-les dije.
-Ojalá halla suerte-dijo Marta con una sonrisa.
-¿Pues no eras tu la que no querías novios, que te coartaban la libertad?-le dijo Ana divertida.
-Bueno, pero si surge...-le dijo ella con una sonrisilla tímida.
Seguro que surgirá algo, de eso no cabe duda.

Narra Marta*

Cuando llegamos a casa, estábamos súper emocionadas por ponernos todo lo que nos habíamos comprado y prepararnos.
Esa noche sería especial, lo sabía. Seguro que nos lo pasaríamos genial.
De repente me fijé en que me había dejado el móvil en casa, así que mire haber si tenía alguna llamada perdida o un mensaje. Tenía un mensaje. Al momento mi corazón se aceleró, quizás fuese Niall... Vodafone. Muy bien Marta, has echo la tonta, ni que te fuese a enviar mensajes ahora cada dos por tres. Dejé el móvil en la mesilla y entré al cuarto de baño para ducharme. De lo que no me di cuenta era de que el móvil se volvía a iluminar y esta vez era por un mensaje de alguien más importante que Vodafone...

sábado, 25 de agosto de 2012

CAPITULO 23 "Lo que paso"

Narra Cristina*

Cuando Liam y yo volvimos a entrar en la habitación, vi que Ana ya había vuelto y ahora mantenía una animada conversación mientras jugaba a los dardos, con Louis, Eleanor y Harry. Zayn y Niall jugaban a la play mientras Marta a la cual habíamos visto de entrar en la habitación le tapaba los ojos divertida a Zayn para ayudar a Niall que iba perdiendo.
-Creo que es hora de que nos vayamos ya, chicos-dijo mi novio seco. Seguía  enfadado pero no le duraría mucho.
-Joo, ¿tan pronto?-dijeron el resto de los chicos al unísono. Parecían sus hijos.
-Mañana tenemos grabación temprano.
-Os podíais quedar a cenar-sugirió Ana.
-Muchísimas gracias pero no, tenemos que descansar para mañana.
-¡Venga anda, si no tardamos nada!-le dijo Marta.
-No, en serio, muchas gracias pero es que si no mañana no rendiremos. ¿Queréis que nuestro próximo disco sea un asco? No, ¿verdad?-dijo ya, algo mas bromista.
-Pues yo me niego a irme.-oí que decía Niall.
-Nos vamos Niall-le dijo Louis con voz seria.
-Vale-le dijo Niall con resignación.
Los chicos se pusieron las chaquetas, preparados para la brisa londinense, cuando Harry nos propuso algo:
-¿Qué os parece si mañana venís de fiesta con nosotros?
-Es verdad, hay un club nuevo, que esta muy bien-añadió Niall.
Las chicas estaban emocionadas y dijimos felices que iríamos. Menos mal que hoy hemos estado de relax, porque este ritmo de vida... ¡Mañana otra vez de compras!
-Eleanor, quédate con nosotras.-le dijo Ana.
-Vale. ¿Te importa Cris?-me preguntó.
-Que me va a importar. Ahora te preparamos una cama.
Y así, se fueron. Todos nos despedimos. Eleanor le dio un largo beso en los labios a Louis, al igual que Liam a mi, porque aunque estuviese enfadado no podía resistirlo. Así que cuando nos apartamos, me reí.
-¡Tonta!-me dijo.
Tonta no, tontisima de amor.

Narra Marta*

-¿Nos pedimos una pizza?-dijo Cristina.
-¡Vale!-dijimos el resto emocionadas.
Eleanor llamo a una pizzería y mientras que esperábamos las pizzas nos sentamos en el salón y mi hermana dijo:
-Creo que ya es hora de que nos cuentes la verdadera historia, ¿no?.
-Si, si, por favor-le supliqué.
-¿Aún no se la has contado? ¡Es súper graciosa! Le dará vergüenza contarla-nos dijo a mi hermana y a mi, Eleanor.
-No me da vergüenza-rió Cristina-pues veréis todo empezó...
        "A las pocas semanas de llegar a Londres, me enteré de que habría una firma de discos de los chicos en un centro comercial así que me lancé a la aventura y me propuse ir a verlos y conocerlos. Estuve como unas 5 horas haciendo cola, y aun así era una de las últimas. Pensé que eso iba a ser coser y cantar y no lo fué. No me había llevado nada para comer, ni para beber así que estaba muerta de hambre y sed. No me podía ir de la cola. Pero estaba tan mal que le pedí a la chica de atrás que me guardase el sitio, mientras yo iba a comprar algo y ella muy educada me dijo que vale. Lo malo fué cuando volví... La chica me dejó el sitio para que me colocase pero la gente de detrás se creían que me estaba colando y se pusieron a gritarme y a decirme que me fuese al final. En resumidas cuentas, resolvimos el problema a golpes. Yo era una y aunque la chica de detrás me quiso ayudar y explicar el malentendido las que estaban detrás nuestras eran muchas más. Me dejaron el pelo echo un asco y me tiraron a un charco. No os riáis de mi, a mi no me hizo ninguna gracia, fui a la pelu y todo...¡Qué no os riáis! Bueno, el caso, es que el personal de seguridad lo vió y nos mandaron a las chicas esas y a mi al final de la cola. Delante mía, había miles de chicas, sabía que probablemente no llegaría hasta donde estaban ellos, así que me intenté mentalizar de que no los conocería. Pero no perdí la esperanza y seguí haciendo la cola, con el pelo revuelto y la ropa manchada de barro. Cada vez me acerqué más y más, ya estaba, casi iba a llegar. Pasó la chica que estaba delante mía y cuando yo iba a seguirla, el guarda me cortó el paso. Con alguna tenían que parar la firma y fue conmigo. Como os podéis imaginar me quedé estupefacta, menuda mierda. Yo los miré, esperando que alguno viese mi cara de angustia e hiciese algo por mi. Ninguno me miraba, excepto el que estaba al final. Era Liam, que me miraba con cara extrañada, menudas pintas tenía que llevar. Cuando los chicos se iban a levantar para irse, él les dijo que se volviesen a sentar y al guarda le gritó que dejase pasar a una más. Dios mio, era yo. No os podéis imaginar mi felicidad. El primero fue Harry, se rió literalmente de mí y me dijo que tenía un bonito pelo, Zayn fue el siguiente, me miró con cara de extrañeza pero me sonrió. Niall me choco los cinco y Louis me dió un caramelito y me dijo que la próxima vez me duchase. Que gracioso tu novio, ¿eh? Yo iba como en una nube, era como si oyese las voces amortiguadas, estaba desorientada. Llegué a Liam que me firmó y me miró directo a los ojos. Y en ese momento se quedó todo negro. Me desmayé. Cuando volví a abrir los ojos estaba en una ambulancia, rodeada de los One Direction"


 

-Tras lo cual, volvió a desmayarse otra vez.-aclaró Eleanor.
-¿Otra vez?-río mi hermana.
-Pues si-dijo Cristina tímida.
-¿Y te acompañaron al hospital?¡Que bonito!-le dije.
-No fui al hospital. Estaba en una ambulancia de emergencia al lado del recinto.-me contestó Cristina.
-¿Y qué paso después?-le siguió preguntando Ana.
-El resto es historia. Liam le pidió el teléfono a tu amiga-prosiguió Eleanor- No se la podía quitar de la cabeza. Estaba todo el santo dia hablando de ella. Así que un dia la llamó y quedo con ella. Salieron un par de veces como amigos, no paraban de hablar por mensajes, se conocieron cada vez más y más hasta que se dió cuenta que era el amor de su vida.
-Amor a primera vista-susurré.
-Efectivamente, así que corto con Danielle y al poco tiempo ya estaba con Cristina, desde entonces y para siempre-finalizó Eleanor.
-Contado así, me entran ganas de llorar-dijo Cristina con ojos llorosos.
-Que bonito-dijo mi hermana secándose una lagrima.
Que emocionante, ojalá algún dia yo pudiese tener una historia de amor tan bonita como esa.

viernes, 24 de agosto de 2012

NOTA

Una amiga esta escribiendo un Blog de One Direction que esta genial!! Meteros que disfrutareis mucho de la novela, es perfecta!! Os dejo aquí el enlace, la verdadera Directioner entrará jajajja Ahora todas os habeis dado por aludidas y vais a entrar xD
 http://cgcapavmc-meamas.blogspot.com.es/
Y esta novela tambien es preciosa :) Es la tercera parte, asi que buscad la primera y la segunda que tambien son preciosas
http://going-in-one-direction-forever.blogspot.com.es/
Aprovecho también para daros las gracias a todas las lectoras que leeis el blog, a las que comentais y votais. Un beso grande a todas!! <3 Os quiero :)

CAPITULO 22 "Idea preconcevida"

Narra Harry*

Seguíamos jugando a los dardos cuando Ana volvió a entrar en la habitación. Venía sonriente y emocionada. Quizás tuviese novio y me había imaginado que le interesaba. Para una chica que me llamaba la atención más que por su físico y con la que quería probar algo diferente. Menuda mierda. Pero bueno, no me importa con la de tías mas buenas que hay por el mundo y que se pirran por mi, no me voy a preocupar por ella. Aunque ciertamente, no habrá ninguna que tenga sus mismos ojos.

Narra Niall*

Marta cada vez me gustaba más. Era charlatana, divertida, sabía escuchar. Tenía muchos temas de conversación, es como si con ella nunca pudieses aburrirte. También yo tenía que gustarle a ella porque era con el que más hablaba de todos y se reía mucho conmigo o de mi, ¿quién sabe? Pero me daba igual, cuando la escuchaba reírse, me entraban a mi también unas ganas inaguantables de reír con ella.
-Voy al baño un momento.-me dijo con una sonrisa-Ahora vuelvo, chicos.
-¿Vamos a jugar a la play?-me preguntó Zayn.
-Vale, ya estoy harto de perder a los dardos.
-Vas a perder igual en la play-se rió de mi.
-Ya veremos.
Estábamos jugando cuando Zayn me preguntó algo que me dejó algo descolocado y sonrojado.
-¿Te gusta la niña, verdad?
-Si. Bueno, quiero decir, está bien, ya se verá...-le dije mientras me revolvía en el asiento-Oye, ¿y tu por qué la llamas niña?
-Porque lo es. Tiene 16 años, Niall.
Vale, eso no me lo esperaba. ¿16 años? Parecía mayor. Pero bueno, son tres años, tampoco es tanto. El lo decía como si fuese un problema pero a mi no me lo parecía.
-¿Y qué?
Zayn apartó la vista un momento de la pantalla para echarme una ojeada.
-No, nada...
Se porque me lo decía, si al final llegaba a salir con ella, todo el mundo hablaría de la diferencia de edad y me llamarían asalta cunas, o algo así. Pero, sinceramente me daba igual, nunca me ha importado lo que la gente dijese de mi y con esto, y ahora, no iba a ser una excepción.

Narra Louis*

Cuando Ana llegó de hablar por teléfono, se unió a jugar con nosotros a los dardos. Después de que la pareja feliz huyese, la princesita volase y el chico malo de Bradford se fuese a jugar a la play con el duende, nos habíamos quedado muy solos.
-¿El novio?-le preguntó Eleanor.
Uuuiii no lo había pensado. Por eso a mi ricitos se le había quedado esa cara de acelga. Ahora la miraba con los ojos abiertos como platos, como instándola a confesar.
Ana rió. ¡Ay, madre!
-¡Qué va!
Uff menos mal. Ahora a Harry se le había relajado la cara, se le veía contento. Después de las novias que le han echo daño, sus rolletes descontrolados y la larga lista de chicas que le habían adjudicado los medios, le vendría bien alguien como Ana.
-¿Queréis que os cuente algo?-nos dijo. Todos asentimos y ella prosiguió.-Nunca he tenido novio.
Podía sentir como mi boca se abría y la mandíbula se me desencajaba. Apostaba lo que fuese a que Eleanor y Harry estaban igual.
-¿Pero tu cuántos años tienes?-le dijo Eleanor.
-18
-Y, ¿por qué no?-le dijo Harry con un gallito.
-Porque no ha llegado el momento. En realidad, creo que nunca le he gustado a nadie, o por lo menos para lo que ellos querían.
-Una chica con principios-le dije.
La estatuilla me sonrió.
-Como debe ser-Eleanor la agarró por los hombros-pero aquí descubrirás a tu chico ideal, ya verás.
Todos asentimos y sonreímos, aunque a Harry aún se le veía algo en shock. Esto si que no se lo esperaba.
-Más trabajo, hermano.- Harry sabía a lo que me refería. Tendría que ir con pies de plomo, con mucho cuidado. Él, comparado con ella ya llevaba camino recorrido y ella aun no había salido de la meta. Harry seguía pensativo.
-¿En qué piensas?
-¿Qué tipo de tíos hay en España que dejan marchar a chicas como Cristina, Marta o Ana?
-Gays, ricitos, se llaman gays-le dije revolviéndole el pelo.



miércoles, 22 de agosto de 2012

CAPITULO 21 "No puedo hacerlo"

Narra Ana María*

-¿Si? ¿Quién es?
-Soy Clara, ¿estás fumada? Te has ido a Londres y has perdido el norte, ¿eh? ¿De qué iba tu mensaje?
-¡Clara! Que estoy con los One Direction. Están ahora mismo en casa pero no se lo digas a nadie por favor, que se suponía que tenía que ser un secreto-se produjo un largo silencio, así que temí que se hubiese cortado-¿Clara?
-Tu sigues fumada pero, ¿cómo vas a estar con los One Direction?
Reí y le conté toda la historia a Clara, desde que Cristina me tenía preparada una sorpresa, pasando por el camerino donde los conocimos hasta esta tarde en la sala de juegos. Clara se mantuvo en silencio, escuchándome.
-Soy tu amiga y te quiero y confio en ti; pero me voy a meter en el twitter de Harry Styles para ver esa foto.
No dije nada y aguardé. La oí tecleando, después paro y la oí de decir algo pero no la entendí.
-No me lo creo, ¡estas con los One Direction! Dios mio, dile a Louis que le quiero, que me encanta que es el mejor.
-Clara, para, para...-le dije riendo-que tiene novia.
-Ya bueno, ¿y a mi qué? ¿Ella también esta ahí?
-Si.
-Que fuerte, aliada con el enemigo. Entonces, ¿Cristina es la novia de Liam? Y, ¿dónde se conocieron? ¿Qué estáis haciendo ahora? Joo... yo quiero estar ahí... ¿Y cómo que Harry te pidió una foto? ¡Cuéntamelo todo!
-Relájate Clara. Ya te lo he contado todo.
-Pero...
-Espera. Ahora seguimos hablando de esto, pero antes jurame que no dirás nada.
-Te lo juro, amiga. Jamás diré nada, lo sabes.
Sonreí. Lo sabía, sabía que podía contar con ella. Éramos amigas desde que teníamos 3 añitos y sabía que lo seriamos hasta el último día de nuestras vidas. Siempre había podido contar con ella, para lo bueno y para lo malo. Discutíamos mucho pero nos perdonábamos más veces. Ahí residía la amistad, en dejar el orgullo de lado y en saber y hacer saber a la otra persona, que por muy enfadada que se esté, siempre se puede contar con ella para que todo este mejor. Esas éramos nosotras.
-Muy bien. Pues ya puedes preguntarme todo lo que quieras, amiga mía.

Narra Cristina*

-¿Vamos a por refrescos?-le dije a Liam.
-Vale-me dijo con una sonrisa.
Salimos de la habitación y fuimos a la cocina.
-¿Estas feliz?-me preguntó.
-¿Solo feliz? Me parece que estoy viviendo un sueño, es el mejor momento de mi vida. Además por fin tengo a alguien con quien hablar de ti.
-Uii y, ¿qué vas a decir tu de mi?-me dijo mientras me hacia cosquillas y yo le apartaba las manos.
-Pues me quejaré de tus defectos.
-¿Y qué defectos son esos?-se río mientras me seguía haciendo cosquillas, hasta que los dos nos caímos en el sofá del salón.
Nos quedamos los dos tumbados, el encima mia. Los dos muy juntos, tanto que sentía su respiración en mis labios.
-¡Ohh, lo olvidé! Tu no tienes-le dije sonriendo. Y los dos nos comenzamos a besar, lento y con pasión.
-Cristina-dijo mientras se separaba-¿Cuándo lo vamos a contar?
Alá, chafó el momento mágico.
-Liam-dije con voz cansina.
-Ya estoy harto de tener que ocultarlo. Quiero poder decirle a todo el mundo que te quiero y que todas las canciones de amor que canto son para ti. Quiero ir contigo por la calle e ir a los premios contigo y...
-No estoy preparada-le corté.
-¿Y cuándo lo vas a estar? Pensé que cuando vinieran tus amigas, lo diríamos que al tener su apoyo te sería más facil, pero ni siquiera te lo has planteado.-dijo frustrado.
-No quiero hablar del tema.-le dije tajante.
-Tu nunca quieres hablar del tema, pero hay que hacerlo, porque sino nunca avanzaremos.-dijo mientras se me quitaba de encima e iba a la cocina a por los refrescos.
Estaba enfadado, pero yo no podía hacer otra cosa. Cada vez tenía más miedo a decirlo. Deberíamos de haberlo contado en cuanto comenzamos a salir y no habernos ocultado. Creo que con eso lo único que he conseguido ha sido crearme mas miedo y agrandar el problema y la mentira. Cuando informásemos a la gente, no solo habría que decirle que estábamos juntos, también habría que decir cuanto tiempo llevábamos juntos y cuando lo supiesen se enfadarían. A nadie le gusta que le oculten la verdad y nosotros lo habíamos hecho. Las fans me odiarían y no quiero que lo hagan. No puedo contarlo, aun no.



martes, 21 de agosto de 2012

CAPITULO 20 "Tortilla"

Narra Ana María*

-Para, para, ¿qué piensas hacer con eso?
-Le voy a dar la vuelta-me dijo Harry.
-No, no no... Esto no es como una tortita, hay que darle la vuelta con un plato, si no se te puede caer. Además que pesa mucho-le expliqué.
-Yo soy muy fuerte- me dijo sonriendo y guiñandome el ojo.
-Ya lo se, te he visto en fotos en bañador-me paré en seco, no se como he podido decir eso, que vergüenza. ¡Dios, siento mis mejillas arder!




Él al principio parecía que se iba a reír pero cuando me vio incómoda, volteó la cabeza dejando de mirarme por un momento y me dijo:
-Ya suponía, las ha visto mucha gente-me volvió a mirar sonriendo y sentí que me derretía. Ya me había salvado de la incomodidad y la vergüenza de nuevo.
-Sales muy guapo-le dije ya algo mas confiada.
El me iba a decir algo pero de repente oí a mi hermana gritando:
-¿Pero qué has echo?
-Se me ha caído un trocito de cáscara.-le decía Niall mientras señalaba.
-¿Un trocito?-le dijo mi hermana algo mas divertida, tras ver la cara de angustia y disculpa que le estaba poniendo Niall.
Mientras me acercaba, Niall volteó la cabeza y dijo en general a los tres que estábamos allí.
-La podemos dejar, a mi me da igual si me la como-dijo como si tal cosa.
Los tres nos reímos ante la ocurrencia. Me acerqué al cuenco donde estaban batiendo los huevos y saqué el enorme trozo de cáscara que se le había caído.
-Ya está.
-Anda, vete a cortar patatas y déjame a mi los huevos-le dijo mi hermana a Niall mientras lo empujaba al fregadero.
-Le voy a dar la vuelta-me dijo Harry con la sartén en una mano y el plato en otra.
-Mejor lo hago yo, Harry, porque hay que tener experiencia y tu nunca lo has echo-le dije.
-Vale, pero ten cuidado pesa.-me dijo pasándome la sartén.
-Eso, ten cuidado, no queremos desgracias-dijo Niall. Hablaba como si tuviese algo en la boca, así que todos le miramos para ver que era.
-Niall, ¿estas comiéndote las patatas crudas?-le preguntó Harry.
-Si, están buenas, las patatas son maravillosas-nos dijo mientras seguía masticando.
Marta y yo comenzamos a reír como locas, mientras Harry con cara de asco le miraba y le decía:
-Que guarrada, en serio Niall. Y encima, en frente de unas señoritas.
Eso nos hizo reir más pero cuando Harry se acercó y le dijo que si le daba una para probar, mi hermana y yo casi morimos ahogadas. Jamás había conocido a nadie que fuese tan gracioso, despreocupado y enredas como lo eran ellos. Eran increibles.

Narra Marta*

Tras probar todos las patatas crudas y estar de acuerdo en que eran una asquerosidad (excepto Niall), nos pusimos de nuevo con las tortillas.
-Cuidado, cuidado-nos decían Niall y Harry a mi hermana y a mi que le íbamos a dar la vuelta a las tortillas.
-Me estáis poniendo nerviosa-dijo mi hermana. Realmente nos estaban sacando de quicio pero eran tan monos.
-Venga, a la de tres-le dije a mi hermana- 3,2, 1, ¡ya!
Le dimos la vuelta y la volvimos a dejar en la sartén del revés. Los dos nos miraban paralizados, con los ojos abiertos como platos y los dedos cruzados, en alto.
-¡Qué exagerados sois!-le dijo mi hermana.
-Ni que estuviésemos desactivando una bomba...-reí.
-¡Que bien huele!-dijo Niall, acercándose a la sartén y olfateando como un perrillo.
-Nos enseño a hacerla mi madre. Es una gran cocinera, algún dia os invitaremos a comer y ya veréis como cocina. Hace unos bizcochos y una croquetas....-me relamí.
-¡¡Tenemos hambre!!-oímos que gritaban desde el salón.
-Venid, que ya esta la comida.-les gritó mi hermana.
Fue una comida de lo mas entretenida. Las tortillas nos salieron genial y fueron todo un éxito entre nuestros invitados, aunque los que mas comieron fueron Cristina y Niall.




-Voy a tener que aprender a cocinar tortilla para tenerte tan contenta, Cristina.-le dijo Liam.
-Tu me haces feliz solo con tu presencia-dijo la ñoña de Cristina, al mismo que todos prorrumpíamos en un gran "ooohhh"- Pero si aprendes, mejor, estaré aun mas contenta.
Con la barriguita llena y después de una risas y agradecimientos por la comida de parte de todos, nos mudamos de la cocina, a la sala de juegos. Allí pasamos entre juegos y más risas el resto de la tarde.

Narra Cristina*

-Te gané-reí.
-Soy el mejor jugando a este juego, ¿cómo me puedes ganar?-me dijo Liam.
-Porque soy mejor que tu-me acerqué a el y le di un beso en los labios.
-¡Hey, chicos! ¿Jugáis?-nos dijo Eleanor que estaba con unos dardos en la mano.
-¡Vale!-les dije mientras me levantaba. Pero Liam me agarró de la mano y tiró de mí. Caí sobre el y me envolvió con sus brazos, mientras me decía al oído:
-No, vamos a quedarnos aquí.
Reí mientras me lo quitaba de encima y me levantaba, agarrándole de las manos para incorporarlo:
-Anda vamos, que si no vamos a ser la pareja que se margina del grupo-él se levantó y me agarró desde detrás mientras caminábamos hacia el grupo-Nos apuntamos.
En ese momento oímos amortiguado el sonido de un móvil procedente de alguna habitación.
-¡Es el mio!-dijo Ana-¡Ahora vuelvo!
Ana salió de la habitación corriendo. Mientras nosotros comenzamos la partida. Cuando Harry vio que Ana tardaba se acercó a mi y me preguntó:
-¿Con quién hablara?¿Tiene novio?
-No se... Cuando la deje no tenía nada pero en un año pasan muchas cosas, realmente no se lo he preguntado. ¿Por qué te interesa?-le dije con una sonrisita.
-¿A mi? Por nada, solo quería saberlo.-dijo desviando la mirada.
Seguimos partida, tras partida y Ana no volvía. ¿Con quién estaría hablando tanto?

NOTA: Una amiga esta escribiendo un Blog, tambien de One Direction. Visitarlo, os encantará :)
http://cgcapavmc-meamas.blogspot.com.es/

lunes, 20 de agosto de 2012

CAPITULO 19 "Todo es especial"

Narra Marta*

Todo era especial ahora, hasta hacer una tortilla. Pero me comienzo a preguntar algo. ¿Comienza a ser especial por qué la estamos haciendo con dos miembros de los One Direction, o por qué la estamos haciendo con dos chicos fantásticos?

Narra Ana Maria*

Tengo que quitarme estos pensamientos de la cabeza. Ayer por la noche, incluso esta mañana, estaba emocionada por estar con los One Direction, no se cuando he comenzado a estar emocionada simplemente por tener amigos nuevos y este algo con Harry... Yo solo quiero ser su amiga, pero no puedo evitar fijarme en el como algo más. Siempre he sido una chica enamoradiza y bueno, esta el hecho de que me ha gustado por años. Pero prefiero ser su amiga eternamente, que un rollo de los que el tiene.

Narra Cristina*

-¿Qué les pasa a estos dos?-dijo Eleanor.
-Nada, que se han enamorado-le contestó Zayn, que estaba algo distante y volvía a estar con el móvil. Tenía que hablar con él, no sabía lo que le pasaba.
-¿Tan pronto?-dijo Eleanor ahora mirándonos a todos.
-Hombre, pues Zayn a exagerado, no creo que esten enamorados, pero les gustan y les interesan. Quieren ver que pasa.-dijo mi sensato novio.
-Si, pues a Harry le quedáis claro, que Ana no es de esas que le gustan liarse con un tío y nada más. No es de rolletes de una noche, es sensible, así que no quiero que se comporte con ella como un capullo.
-Tranquila fiera, ni que Harry fuese un cerdo-me dijo Louis.
-Ya lo se, pero Ana se enamora con facilidad y no busca otra cosa que no sea una relación estable. Tiene un pensamiento clásico y él sin quererlo o sin darse cuenta puede pensarse que es como las demás y hacerle daño.
-Se lo diremos, pero te avisamos que creemos que no lo necesita, en el coche de vuelta dijo que quería ir lento-me dijo Louis como si me estuviese contando algo confidencial e irreal-¡Lento! Harry, lento con una chica, ¿dónde se abra visto?
Todos reímos.
-Se habrá dado cuenta que es tímida y no querrá asustarla.-dijo Liam mientras jugaba con mi pelo.
-Creo que le a hecho un regalo-dijo de repente Eleanor.
-¿Cómo que un regalo?-preguntó Zayn ahora más intrigado, mientras todos nos aproximamos a Eleanor para escucharla mejor sin que tuviese que levantar la voz.
-Lo que me ha pedido, lo que le he traído, puede que sea un regalo para ella-dijo en susurros.
-¿Y qué es?-le dijo Louis.
-No os lo voy a decir. La primera que tiene que saberlo es ella, si es que es para ella, claro.-nos dijo Eleanor.
-Voy a ver que es.-dijo Louis levantándose.
-Ni se te ocurra.-lo agarró Eleanor por la camisa.
-¿Cómo me lo vas a prohibir?-le pregunto Louis mirándola a los ojos. Eleanor inclinó la cabeza y le dió un suave beso en los labios. Cuando se separaron, Louis estaba planchado en el sitio y Eleanor con una sonrisa le dijo:
-Así.
-Por cierto, otra cosa, muy importante chicos. Prestadme atención. Tenéis que avisar a Niall de que Marta, tiene 16 años.
-¿¿Qué??-dijeron los chicos.
-Ya, no lo parece, ¿verdad?-les dije.
-Pero Cristina, a Niall le gusta Marta.-me dijo Liam.
-En realidad no se llevan tanto-dijo Eleanor levantando las cejas.
-Lo que puede llevarse una pareja normal-la apoyó Louis.
-Yo se porque lo dice Cristina. En estos momentos, Marta es menor y Niall es un adulto, aunque no lo parezca, y si al final ellos tuviesen algo, sería una pesadilla para ellos, esos 3 años de diferencia. Los medios y las fans tendrían una excusa para no apoyar la relación.-dijo Zayn. Había dado justo en el blanco.
-Sigue sin parecerme un problema-dijo Louis.
-A mi, realmente, tampoco. Si se quieren lo superaran, pero habrá que decírselo a Niall.-comentó Zayn.
-Nos estamos anticipando, a lo mejor ni hay que pensar en ello. Quizás estemos haciéndonos películas y simplemente esten tonteando y acaben todos siendo amigos y nada más.
Lo que decía Liam era verdad, pero yo en el fondo sabia que no iba a pasar lo que el decía.
A Ana le gusta Harry desde que lo vió en el primer video diario y ahora que lo conocía podía decir con certeza que le gustaba más. Ella lo intenta de ocultar, pero es mi amiga y la conozco. No quiere ilusionarse y estropearlo todo, pero le brillaban los ojos más que normalmente.
Lo de Marta, no fue como Ana, un amor a primera vista. Al principio no le llamo mucho la atención Niall, pero tras ver los video diarios y oír como se reía, cayó; y poco a poco cada vez le gusto más y más. Marta es mas despreocupada, mas despistada y simplemente deja que las cosas transcurran, que era lo que estaba haciendo con Niall. Estaba dejando que las cosas que tuviesen que pasar pasasen. Lo que no sabia era que podía ocasionarle problemas a los chicos con el inconveniente de la edad.
No puedo saber lo que pasara, solo que, todo va a se por lo menos, curioso.


sábado, 18 de agosto de 2012

CAPITULO 18 "La que faltaba"

Narra Louis*

Esto se estaba poniendo interesante. Las chicas eran muy simpáticas, tanto como Cristina. Niall estaba embobado con la princesita y no era para menos. Estaban echos el uno para el otro, menudo estómago tenía la niña, ya llevaba 3 tortitas... ¡Me va a quedar sin ninguna! Era habladora y graciosa. Y la estatua tiene de tonta, lo que yo de feo. Como esta manejando a mi pobre cariñín, miralo haciéndole el Colacao. Ella ya estaba menos tímida y no se ponía roja, todo era cuestión de tiempo. Liam y Cristina estaban resplandecientes, se nota que están disfrutando de ver a las chicas tan integradas. Cuando acabamos, entre todos recogimos la mesa y fregamos los platos...bueno...o casi todos...¡yo lleve mi tenedor al fregadero! Después me puse a tontear.
Cuando acabamos, fuimos al salón y pusimos la tele para ver que echaban, cuando sonó el timbre. Hay estaba mi mitad.

Narra Marta*

Estábamos todos sentados en el sofá, mirando un programa de teletienda mientras nos reíamos del producto y del hombre que lo vendía, cuando sonó el timbre y Louis se levantó como el viento para abrir. ¿Quién sería? Miré inquisitiva a Niall, pero no le dio tiempo a responderme porque por la puerta entró la mismísima Eleanor Calder, la novia de Louis.




-Hola a todos.-dijo- Esto es tuyo-dijo tirándole un paquete a Harry.
-Gracias, mona-le dijo mientras guardaba rápido el paquete bajo su chaqueta.
Después miró a su alrededor y se detuvo a mirarnos a mi hermana y a mí.
-Bueno, ¿quién me presenta a las nuevas?

Narra Eleanor*

Me encanta que me miren con esa cara. Es como una mezcla de terror y respeto. A Cristina le pasó lo mismo, y realmente no se por que, pero tienen la impresión de que me tienen que caer bien, que si me caen bien ya tienen puntos ganados, como si fuese una prueba. Pero no era así, yo simplemente era la novia de un chico llamado Louis y amiga de sus amigos, nada más.
-Yo, amor.-dijo Louis agarrandome por detrás en un abrazo.- Esta de aquí, es Marta y ella es Ana María.
Las dos se levantaron y me dieron dos besos. Que simpáticas. La verdad es que tenían pinta de buenas chicas. Cuando volvieron a sentarse, todo el mundo se quedó en silencio y yo seguí haciendo mi papel de chica famosa que no se junta con chusma, hasta que Cristina acabó con mi juego.
-Anda Eleanor, no las hagas sufrir más-se río Cristina.
-Eso, deja de hacer la tonta, que la Eleanor estúpida, me da miedito-dijo Louis con un puchero.
Me fui dando saltitos hasta donde estaba sentada Ana María y grite:
-Me encanta la nueva compañía, seremos buenas amigas, lo se.-y le di un pequeño abrazo y después miré a Marta con una gran sonrisa. Las dos se quedaron algo sorprendidas. Todos reímos y Ana María dijo:
-¡Qué susto!
Seguimos riendonos por un rato, imitando las caras que habían puesto las chicas con mi representación, hasta que nos centramos en la tele y así pasamos la mañana.

Narra Ana María*

-Tengo hambre...-dijo Niall.
-¿Cuándo no tienes tu hambre Niall?-río Eleanor.
Nos habíamos pasado toda la mañana, viendo la tele, comentando cosas que salían, hablando de lo mucho que extrañaban los chicos los estudios y de las ganas que teníamos nosotras de acabar por siempre, del tiempo maravilloso de España, de la lluvia londinense...
-Niall tiene razón, ya es tarde, a mi también me ruge el estomago-dije y continue sonriendo-¿Queréis tortilla?
-Aaahhhh si, si, por favor.-dijo Cristina.
-¿Que es tortilla?-dijo Liam.
-Una sorpresa, seguro que os gusta, vamos Ana, vamos a hacerla-me dijo mi hermana.
-¡Yo ayudo!-dijeron Harry y Niall al mismo tiempo, mientras hacían el amago de levantarse.
Todos reímos divertidos, excepto ellos dos.
-Yo lo he dicho primero-dijo Harry, mientras se levantaba y empujaba a Niall para que volviese a sentarse.
-No, yo, lo he dicho primero-rebatió Niall mientras se levantaba y empujaba hacia un lado a Harry, que ya estaba en frente nuestra. Ambos se colocaron delante de nosotras y nosotras reímos.
-¿Quien queréis que vaya?-dijo Harry, mientras me miraba poniendo ojitos. Marta y yo volvimos a reír y dijimos las dos sin pensar y al mismo tiempo.
-Harry-dije yo.
-Niall-dijo mi hermana.
Las dos nos miramos algo nerviosas, mientras ellos se daban un codazo y sonreían.
-Veniros los dos, la cocina es grande.-dije intentando no ponerme colorada.
-Yo no habría elegido a ninguno, tu verás la que les van a liar en la cocina.-oí que decía Louis aguantandose la risa.
-Con lo bien que nos portamos nosotros-dijo Niall agarrando a Harry por el hombre-lo que pasa es que te da envidia que tu Hazza te abandone por mi.




-No me abandona por tí, pero bueno...-dijo mientras Harry le chistaba para que se callase.
-Bueno, Ana, Marta, pensad que todo hubiese sido peor si os hubieseis llevado a mi mitad-dijo Eleanor dándole un beso en la mejilla a Lou.
-No será para tanto, vamos chicos-dijo mi hermana. Y los cuatro entramos en la cocina a preparar la comida. Fue para tanto, menuda nos armaron.

viernes, 17 de agosto de 2012

CAPITULO 17 "A desayunar"

Narra Niall*

Fui abriendo puertas hasta que dí con una habitación que estaba ocupada, en la que había aun, un bulto en la cama. Me aproximé a la cama, pero no encendí las luces, simplemente dejé la puerta abierta para que la luz pasase y así poder ver mas o menos. Me senté en la cama y me dí cuenta de que Marta estaba dándome la espalda. Me hizo gracia la forma en la que dormía, toda desparramada por la cama, con las sábanas tapándole media cabeza, un pie por fuera. La zarandeé un poco del brazo mientras la llamaba.
-Marta, Marta, Marta...-iba elevando cada vez más el volumen.
De repente se dió la vuelta, haciendo un ruido gutural con la garganta y mientras se la daba, levantó la mano y no tuve los suficientes reflejos como para apartarme, así que me dió un tortazo en la cara.
-¡Ay! ¡Qué leche!-me levanté de la cama, algo desorientado y le dí un golpe a la mesilla.
-¿Eh?-dijo Marta ya despierta completamente.
Se incorporó de la cama justo para verme caer al suelo junto con la mesilla, mientras intentaba agarrar la lámpara. La logré atrapar antes de que cayese y después la miré. Por un momento se quedó seria pero después comenzó a reírse.
-Te tenias que ver en el suelo. ¿Qué has echo? Y, ¿qué haces aquí?
-Yo no he hecho nada, te he venido a despertar suavemente para ir a desayunar y me has soltado un manotazo, me he desequilibrado, me he chocado con la mesilla y la he caído, y yo también.-todavía me dolía la mejilla pero oirla de reír era un encanto. Ojalá me diese más golpes para seguirla oyendo.

Narra Marta*

¡Qué gracioso! Pobrecito... Me levanté rápido de la cama y le ayudé a incorporarse entre risas. Después los dos colocamos la mesilla en su lugar.
Me pusé las zapatillas y salimos al pasillo, en dirección a la cocina.
-Bueno, esto, ya nos podemos mensajear, ¿no?-dijo algo nervioso, tocándose el cabello.
-¿Eh? ¿A qué te refieres?-decicidí hacerle una broma.
-Pues que ya tienes mi número y yo el tuyo, que nos podemos escribir mensajes.-dijo mientras se ponía algo colorado.
-Aahh eso... Yo tengo el tuyo, pero tu no tienes el mío-le dije.
-¿Cómo que no? Si ayer me diste un toque y te envíe un mensaje...
-¿Un mensaje? ¡Qué tierno! Pues lamento decírtelo, pero no era yo...
Se quedó un poco perplejo y se le veía incómodo así que decidí acabar con la broma. Le dí un pequeño puñetazo en el brazo y le dije:
-¡Qué es broma, irlandés! Si que era yo.-reí mientras observaba como su semblante se relajaba hasta esbozar una sonrisa y me miraba.
-¡Qué mentirosa! Que susto...-y se río.
Ántes de entrar en la cocina, me acerqué a el, e hice algo que tenía muchas ganas de hacer, le dí un beso en la mejilla. Cuando me separé, me miraba perplejo.
-Gracias por el mensaje, por haber puesto la guinda final para que mi día de ayer fuese perfecto.
Le sonreí y entré en la cocina.

Narra Ana María*

Estábamos desayunando con los One Direction, era increíble. Pero sinceramente me lo merecía, siempre he pensado que algo muy bueno me tenía que estar deparando la vida, para compensar tanto aburrimiento y vida sin emociones.
Cada uno estaba a su bola, hablando entre ellos, sin distinciones, de cosas sin sentido, cambiando de tema, en parejas, en grupos... Como una gran familia que tuviese millones de cosas que contarse porque lleva mucho tiempo sin verse. No se si será porque es facilísimo conversar con ellos o porque estábamos destinados a ser los mejores amigos del mundo. Mientras miraba maravillada a todos los miembros de la mesa y pensaba en esto, alguien me sacó de mis pensamientos.
-Toma-me dijo Harry mientras me tendía una tortita untada con Nocilla.
-Gracias-le dije sonriendo. Era fácil hablar con todos, pero teniendo en cuenta que Harry era mi preferido del grupo y que me había imaginado millones de vidas con él, en donde nos casábamos y teníamos 5 hijos, por lo que se me haría mas avergonzante hablar con él, era todo lo contrario. Él me hacia sentir a gusto y no me presionaba.
-Y dime, ¿quién es tu preferido de la banda?-me dijo enarcando una ceja. Que guapo.
Yo reí y le dije:
-Soy Directioner, me gustáis todos.
-Bueno pero habrá alguno que te guste más que otro ¿no?-dijo inquisitivo.
-Aun no me he decidido...-le mentí.
El se quedó pensativo. Yo nunca había ligado, pero la verdad es que es bastante fácil.
-¿Cómo te decidirías?-me miró serio.
-¿De verdad te gustaría saberlo?-le dije mientras me aproximaba a el.
-Si...
-Me decidiría con un...-me acerqué mas aun, mientras bajaba la vista hacia sus labios-un...un Colacao. Quien me hiciese un colacao me tendría ganada.-terminé mientras me separaba, bajaba la vista y reía, ahí lo había pillado.
El se rió y se levantó a hacerme un Colacao. Me lo estaba pasando bien, y por un momento pensé que quizás le interesaba de verdad, que podría que yo fuese su elección, que quizás nos casáramos y tendríamos hijos como en mis vidas imaginarias y sonreí.
Hasta que recordé, que esos son solo sueños, que él, es Harry Styles, miembro de la banda One Direction, que tiene a millones de tías guapas a sus espaldas y que todo el mundo sabe que es un ligón, que no es solo para una chica y menos para una chica como yo.

jueves, 16 de agosto de 2012

NOTA

Para todas aquellas Directioners que lean My Dreams Go In One Direction, de la escritora Dream Rose, comunico que ha tenido que cambiar el nombre del link por motivos personales. El nuevo link es www.my-dreams-go-in-one-direction.blogspot.com
Para las que no conozcan la novela, meteros que esta muy bien :)

CAPITULO 16 "Dulce despertar"

Narra Ana María*

¿Qué es este ruido? Abro despacio los ojos, enciendo la luz y bebo algo de agua del vaso de la mesilla. Y en este momento recuerdo. Ayer fue el mejor dia de toda mi vida, aun no me creo lo que paso y creo que jamás lo haré...
¡Qué jaleo! Menuda tienen armada en la cocina, un momento, ¿quién esta en la cocina? Y en ese momento escucho, son voces masculinas, unas voces que he escuchado millones de veces, unas voces que me hacen soñar, llorar y reír. Eran los chicos o me estaba volviendo loca. Me levanté de la cama y abrí la puerta lentamente, salí descalza para hacer el menor ruido posible, avancé por el salón hasta la cocina y asomé un poco la cabeza por la puerta. Niall estaba comiendo unas oreos, mientras Liam y Harry están cocinando algo en unas sartenes y  Zayn y Louis están jugando a molestarlos, apartando los cacharros que necesitan cada vez que van a cogerlos.




Me separé de la puerta y apoyé la espalda en la pared. Mi corazón iba rapidísimo y sentía que las piernas me temblaban, ¿podría acostumbrarme alguna vez a esta sensación? ¿Podría algún dia verlos simplemente como amigos, hermanos o novios (¿Quién sabe?) y no como simples sueños?
Me fuí, corriendo de puntillas todo el camino hasta llegar a la habitación de Cristina. Encendí la luz y ella se quejó:
-Aaiii un ratito más, mamá...
-¡Qué no soy tu madre! Soy tu amiga engañada que esta súper nerviosa porque los One Direction están en su cocina, preparándole el desayuno. ¡Corre, despierta!-dije mientras la zarandeaba.
Oí como Cristina se reía, después de daba la vuelta y mientras se desperezaba, me sonreía. Después se incorporó y buscó sus zapatillas.
-Anda, vamos a darles los buenos días.
-Que vergüenza, en serio Cristina, ¿tu te crees que yo voy a salir en pijama, recién levantada y sin maquillar?
-Es súper temprano-dijo, mientras se fijaba en el despertador-si que tenían que tener ganas de vernos.
-¿Si?¿Tu crees?-dije cambiando mi expresión de angustia por una de tonta emocionada, que volvió a cambiar inmediatamente cuando me di cuenta que Cristina me empujaba hacia la puerta-¡No me cambies de tema!-le dije mientras me paraba en seco-yo, así, no salgo.
-Pero si estas perfecta, además, ¿no has leído las entrevistas? Le gustan las chicas naturales.
-Si, eso es lo que dicen todos pero después...
Al final accedí y salí del cuarto, caminando lentamente hacia la cocina mientras me arreglaba un poco el moño...era lo único que podía hacer.

Narra Cristina*

-¿Qué pasa chicos? ¿Cómo por aquí tan temprano?-les dije, aproximándome a Liam. El dejó la sartén y me agarró por la cintura y me susurró al oído:
-Tan guapa como siempre.
Y me besó en la frente, la mejilla, la nariz hasta llegar a los labios.
-Hombre, si esta aquí la estatuilla.-dijo Louis.
Harry dejó caer la sartén, que hizo un gran ruido y después se le resbaló la cuchara de madera de las manos, hizo aspavientos para intentar cogerla pero al final acabo en el suelo.
-Buenos días, preciosa.-dijo acercándose a Ana con la cuchara todavía en la mano, después le dio un beso en la mejilla. Ví como Ana se sonrojaba y le sonreía con su amplia sonrisa.-¿Te gustan las tortitas?
Yo me senté encima de la encimera con la ayuda de Liam, y comencé a husmera el aire.
-¡Me encantan! Con un poco de nocilla, por favor.-dijo Ana con una media sonrisa, esa era mi chica.
¿A que huele?
Todos se rieron ante su descaro y Niall dijo:
-La estatua ha despertado, ven a sentarte.-le dijo señalándole una silla-¿Quieres una oreo? A mi también me gustan las tortitas con nocilla.
-¡Madre! Pues me parece que no hay tortitas para nadie, que se queman.-dijo Zayn levantándose corriendo y apartando una sartén del fuego. Liam también apartó la suya, muy enfadado por el destrozo. Mientras Harry se acercaba a sus tortitas con cara triste, Louis, Ana y yo nos partíamos de risa y Niall exclamaba:
-¡Dios mio! ¡Salvad mis tortitas!



Lo que nos hizo reír mas.
Eso era lo que olía. Al final las pusieron todas en un plato, estaban algo quemadas pero eran comestibles. Nos sentamos todos alrededor de la mesa y Niall pregunto:
-¿Y Marta?
-Es verdad, mi hermana, esta durmiendo, voy a despertarla-dijo Ana e hizo el intento de levantarse pero Niall la agarró por el hombro y la volvió a sentar.
-Ya voy yo, no acabéis con todo.
Y se fué. Todos nos quedamos bastante flipados. Mirándonos unos a otros. Y Ana mirando en la dirección en la que se había ido Niall con una cara mezcla de emoción, orgullo, alegría y una sonrisa en sus labios.
-Niall dejando comida, inimaginable.-dijo Liam.
Yo me acerqué al oído y le dije:
-El amor todo lo puede.

miércoles, 15 de agosto de 2012

CAPITULO 15 "Ahora, a pensar"

Narra Marta*

Subimos las tres en el ascensor, aún estábamos muy emocionadas pero el cansancio comenzaba a hacer mella en nosotras, haber estado el día antes de viaje, las compras, la noche sin apenas dormir y las sorpresas, nos restaban energía.
Cuando llegamos arriba, mi hermana bostezó mientras Cristina abría la puerta y yo le dije:
-Anda, Cristina, explícame otra cosa, ¿cómo conseguiste esta casa?
Ella se rió.
-¿Te la ha regalado Liam?-le dijo mi hermana.
-No, no. Me dijo que si me quería mudar y yo acepté pero la casa sigue siendo de ellos.-dijo Cristina.
-Mira que eres mentirosa, ¿eh? Nos vas a tener que contar toda la historia desde que llegaste aquí de nuevo porque evidentemente no nos has contado todo.-le dije.
-Si, pero mañana ya, ¿vale?-dijo mi hermana entrando por la puerta mientras volvía a bostezar y se dirigía a su habitación.
Cristina se acercó a mí y me dió un besito en la mejilla.
-Hasta mañana, descansa.
Me fuí a mi habitación y me senté en la cama. Cogí mi móvil y guarde el número de Niall en la memoria. Después lo bloqueé y lo dejé encima de la mesilla. Me desvestí, me puse el pijama y me metí en la cama. Entonces, no aguanté, volví a coger el móvil y le di un toque. Lo miré por un rato esperando que algo pasase pero no ocurrió, así que lo volví a dejar en la mesilla y cerré los ojos algo decepcionada, aunque no supiese que buscaba dándole un toque, el no sabría que era yo. En cuanto lo hice la pantalla del móvil se encendió y me incorporé rápidamente y vi que era un mensaje:

     "Buenas noches, princesa de los nervios :) Un beso"

Comencé a reír y a saltar en la cama, esto no me podía estar pasando a mi.

Narra Ana María*

Todos me habían dicho que no podía decir nada a nadie, pero mi amiga Clara y yo, íbamos en un pack. Lo que supiese yo, lo sabría ella y lo que ella supiese lo sabría yo. Además, ¿qué tipo de persona puede ocultar y aguantar las ganas de decirle a todo el mundo que había conocido a su boy band favorita porque su amiga era la novia de uno de los chicos? Esque esto es muy fuerte, yo necesito contarlo. Encendí el ordenador y le escribí un mensaje a mi amiga:

   "Clara, no te lo vas a creer. No se lo puedes decir a nadie, ¿vale? Pero no es de estas veces que dices "no" y después se lo cuentas a todo el mundo, no puedes contarlo. Confio en ti, amiga. Hoy he conocido a los One Direction. Aun no me lo creo, pero es verdad. Estoy tan emocionada, he estado hablando con todos, son súper simpáticos, tal y como nos los habíamos imaginado...más guapos y graciosos y eso ya es decir. Y bueno...no me quiero hacer la guay pero Harry Styles y yo nos hemos hecho una foto, es guapísimo, por cierto. Bueno guapa, que tengo sueño, te llamo sin falta cuando pueda y hablamos, ¿vale? Te quiero :)"

Releí el mensaje y lo envíe, no se lo iba a creer, era tan irreal.
Ooohhhh la foto. Me voy a meter en twitter. Cuando ya estuve en la pagina, busque su perfil y entre. Hacia 18 minutos que había escrito su ultimo tweet y tenía una foto adjunta. En el tweet ponía: "¡Me encanta esta estatua! ;)" y la foto era la nuestra. Salíamos los dos sonrientes, el un poco más que yo, yo salía algo sonrojada. Que monos. Retuité el tweet y lo marque como favorito. Iba a cerrar la página pero me daba tanta pena perder de vista esa estampa, que dejé el ordenador encendido y me fuí a la cama. A falta de la música de mi iPod, buenas son las fotos en las que sales con el chico de tus sueños para poder dormir tranquila y tener maravillosos sueños...aunque yo ahora no necesitase soñar.

lunes, 13 de agosto de 2012

CAPITULO 14 "Camino a casa"

Narra Zayn*

-¿Qué os han parecido las chicas?-preguntó Liam.
-Son simpáticas-dijo Louis.
-Y guapas-añadí, sin mucho entusiasmo.
Aún seguía preocupado por Perrie, no entendía porque no me había llamado, y estaba comenzando a pensar que ya no le interesaba tanto como antes.
-¿Te ocurre algo, Zayn?-me preguntó Niall.
-No, no, estoy bien.-mentí.
-Mientes-dijeron todos al unísono. Cada vez era mas difícil engañarlos.
-Creo que ya no le gusto a Perrie.
-Puff pero, ¿qué dices? Si esta colada por ti.-me dijo Harry.
-Estaba, ahora ya no sé.
-No te preocupes, dale tiempo, a lo mejor no ha tenido tiempo de llamarte, ella también esta de gira, Zayn.-me intentó tranquilizar Liam, pero yo seguí dándole vueltas a mi cabeza.

Narra Ana María*

Un coche nos esperaba fuera del recinto. Nos montamos y Cristina nos dijo que podíamos hablar tranquilas que el conductor era de "los nuestros". Lo de "los nuestros" me hizo mucha gracia, porque en ese "nuestro" estábamos incluidas nosotras pero también los One Direction. Aún no me creía que los hubiese conocido. ¡Qué fuerte! Nunca me olvidaré de este día, pero ya tenía que pensar en el futuro porque mañana los volvería a ver, y pasado, y al siguiente y todo el verano. No me lo puedo creer, como te puede cambiar la vida en un momento.
-Aaaaahhhhhh-gritó mi hermana, sentada a mi lado.
-¿Qué pasa?-le dije molesta.
-Tengo, tengo, tengo...-tartamudeó.
-¿Qué tienes?-le dijo ahora Cristina preocupada.
-¡El número de Niall!-exclamó mientras sonreía.
-¡Oii!-dije mientras le quitaba el papel que sostenía con una mano.
-Que niño este...no se corta ni un pelo.-oí que decía Cristina con un tono de voz preocupado.

Narra Cristina*

Le había dado el número de teléfono porque no sabía su edad, si la hubiese sabido no lo hubiese hecho. Marta parecía mayor para su edad pero tan solo tenía 16 años, iba a ser difícil.
-Joo, que bien... A mi Harry no me ha dado su número-dijo Ana apenada.
-Te ha pedido una foto, ¿no te vale con eso?-le dije enarcando una ceja.
Se quedó un momento pensativa, después se río y me dijo:
-Me vale, me vale. Estoy como en estado de shock, no me puedo creer lo que ha pasado hoy.
-¿Podemos hablar de lo mio, por favor? ¡Qué Niall me ha dado su número de teléfono! ¿Qué querrá que haga? ¿Lo llamo?-dijo Marta con tono preocupado y dándole vueltas al papel.
-Perdona niña, que lo mio también es importante, Harry Styles se ha querido hacer una foto conmigo-dijo Ana con tono de suficiencia.
-Si, pero, ¿tu tienes su número?-le rebatió Marta.
-Pues...Cristina joo, ¡dile algo!
Yo reí, estaban discutiendo por una tontería, era evidente que a Harry le interesaba Ana y a Niall, Marta.

Narra Niall*

Le había dado mi número a Marta. Aun no se para que, ni por que lo había hecho... Supongo que me he quedado con ganas de charlar con ella. Habíamos congeniado muy bien. Cuando hemos estado hablando todos en grupo me he dado cuenta de que tenemos mucho en común y me he reído mucho con ella. El resto de los chicos han tenido más novias que yo, y muchos rolletes pero yo me estaba reservando para mi chica ideal. Porque, ¿para qué salir con alguien, con quien no te ves en un futuro?
-Le he dado mi numero a Mag, Magr-intenté decir-¡Joder! a Marrrrta.
Todos rieron y Louis me palmeó el hombro.
-Le ha dado su numero de móvil y aun no sabe pronunciar su nombre-se burló Harry, de mí.
-¿Pero qué dices? ¡Si que se decirlo! Bueno, di tu el nombre de la hermana-le dije con una sonrisa divertida a Harry.
-¡Eso! Y deja ya de mirar la foto, que se te van a secar los ojos cariño.-le dijo Lou. Harry apagó rápido el móvil y dijo:
-Pues mira, se llama Ana Mag, Ana magi, ¡Ana María!-lo consiguió entre nuestras risas y las de el mismo.-Que difícil es la "r" española.
-Bueno, pero a lo importante chicos, Niall se ha dado más prisa en conseguir a una chica que Harry.-dijo Liam. Todos volvieron a reírse a carcajadas.
-Quiero animarme con Marta, me ha caído bien y quiero ver que pasa y no perder la oportunidad.
-Y yo con Ana quiero ir mas lento, con buen paso, no quiero que sea como con las demás.-dijo Harry serio.
Louis miro a Liam y le dijo:
-Otros que caen.-y ambos rieron.
Harry y yo no les hicimos mucho caso, no sabíamos muy bien a que se referían.
Miré a Zayn que no había intervenido en la conversación, estaba mirando por la ventanilla, con el semblante serio, mucho más misterioso que de costumbre. Pero mi mente se fue de nuevo a la otra conversación, en la que estaban hablando de que podíamos hacer mañana para sorprender a las chicas. Sería un día interesante.



domingo, 12 de agosto de 2012

CAPITULO 13 "Hasta mañana"

Narra Ana María*

Ya íbamos a salir por la puerta del camerino con la promesa de volver a verlos mañana, cuando Harry dijo:
-¡Hey! ¿Te parece si nos hacemos una foto?-muero. Abro mucho los ojos y me ruborizo... Comportarte normal, comportarte normal, no le gustan las histéricas. Sonríe Ana, tontea con el, ¡vamos!-Es para subirla a twitter...lo hago con muchas, bueno con algunas fans...-tartamudeó un poco. Se vió obligado a aclarar porque otra vez me he quedado como una estatua y no me han salido las palabras.
-Oh, si, si, vale...esto claro, claro que si-o no hablo o no me callo.
El se rió y yo sonreí. Era guapísimo, y más en persona.
-Oye, ¿te importa si la hago yo con mi iPod?-dije mientras rebuscaba en el bolso- Y así mejor yo la subo por lo de que no nos descubran y eso...-los chicos y Cristina nos habían explicado que era mejor que por ahora nadie supiese nada de que los conocíamos y menos de que Liam tenía novia, para que los medios no nos molestasen y todos pudiésemos estar más a gusto, vamos, que nos íbamos a comportar como auténticas celebridades escondiéndonos. ¡Qué divertido! Pero yo en realidad, quería hacerla con mi iPod para poder mirar esta noche la foto por horas... Le eche una rápida ojeada, me miraba atento y sonreía.-¿Te parece?-volvi a rebuscar y de repente me acordé y levanté la cabeza- Aaii madre, ¡me he dejado mi iPod en casa, en Mérida!
El volvió a reírse y me dijo:
-¡Que despistada! Bueno pues habrá que hacerla con mi iPhone y correr el riesgo, ¿no?
Puso su brazo alrededor de mis hombros, posamos y ¡click!
-¡Vamos Ana!-me gritó Cristina.
-Adiós.
Jolín, no les había dado un beso de despedida, tan despistada como siempre.

Narra Niall*

-¡Marta! Atrapa- le lancé una chocolatina, hacía un rato que le había dicho a su hermana al oído que estaba hambrienta. Aproveché la oportunidad, cogí un papel, escribí el numero de mi móvil y rodeé la barrita de chocolate con el papel y después se la pasé. La chica me había ganado en muy poco tiempo, demasiado poco y eso que yo no soy de estar con cualquier chica, ni muy enamoradizo; pero esa sonrisa...



Narra Cristina*

-¿Te llamo yo o me llamas tu?-le dije a Liam. Tenía mis brazos alrededor de su cuello y el sus manos entrelazadas en mi espalda. Estábamos muy cerca y esa distancia, me instaba a acercarme a él y besarle.
-Yo te llamo, pero si estas muy cansada y quieres descansar apagas el teléfono y ya me llamas tu por la mañana.-que tierno, no quería que esperase su llamada medio dormida. Lo que el no sabía es que tenía los ojos como platos hasta que el me llamaba, hacía poco que había descubierto que no podía dormir sin escuchar su voz ántes.
-No te preocupes, si me canso de esperar, lo apago.- ni loca, pensé.
Me acerqué a el y lo besé, un beso corto pero intenso, nos separamos y le hice una mueca, el se rió y yo me dirigí hacia la puerta.
Cuando salimos, fuimos caminando, o mas bien flotando hasta la puerta por donde habíamos entrado en el pasillo de los camerinos. Las tres íbamos pegando saltitos, riendo y gritando. En la puerta, nos esperaba Robert y otro guardaespaldas de los chicos.
-Que comience la función, actuad chicas.-les dije.
Se quedaron un poco confusas, hasta que Robert las agarró por los codos y las sacó con malos modos del establecimiento, a mi me agarro el otro guardaespaldas. Cuando salimos, aun seguían allí algunas fans y cámaras, que soltaron un gran: "Oohhhhh...." cuando vieron que tan solo sacaban a unas fans atrevidas y no a los chicos.
Nos alejamos y les sonreí a las chicas, ellas me devolvieron la sonrisa. Fin de la función.

NOTA: Lectoras, quería deciros que me podeis dejar comentarios y votar en las encuestas que haga, que me ponen muy contenta y me entran muchas mas ganas de escribir :) Insisto también, siento ser tan pesada, en que le digais a todas las Directioners que podais, que se metan en el blog, que somos muy pocas y no se si merece la pena seguir subiendo :(
Muchas gracias a todas las fieles lectoras, de las que conozco el nombre y comentan: Dream Rose, HappyGirl, mi dulce Cristina y C. Un beso al resto tambien y gracias a todos por leer :)
Como siempre, mañana, ¡mas y mejor! ;)

viernes, 10 de agosto de 2012

CAPITULO 12 "Explicaciones"

Narra Cristina*

Esto iba a ser más difícil de lo que esperaba. Después de la sorpresa inicial el rostro de las chicas había pasado de asombro a cabreo.
-¿Queréis que nos sentemos?-pregunté. El ambiente está tenso. Ninguno sabía que decir y yo tampoco. Las chicas se sentaron en un sofá, yo me senté en un sillón cercano, justo al lado de donde estaba Ana, Niall se sentó en el antebrazo del sofá, al lado de Marta, el resto de los chicos se sentaron en sillas y Harry en el suelo.
-Bueno, ¿cómo empezar?-miré en busca de ayuda, me lo había pasado bien tomándoles el pelo, pero ahora me sentía realmente mal, les había mentido y ocultado información que para ellas era muy importantes-Mirad chicas, no os conté esto antes, porque a parte de que quería que fuese una sorpresa, no estaba preparada para vuestra reacción porque ni siquiera yo estoy preparada. Aún no me creo que este saliendo con Liam, que es el novio mas guapo, bueno, cariñoso y simpático que hay en el mundo entero y... Bueno, que me desvío del tema, que no estoy preparada para que los medios de comunicación y las fans lo sepan. Supongo que tengo miedo, de no gustarle a la gente, de lo que pasará cuando se enteren; tengo miedo de como me tratareis, ¿seré diferentes ahora para vosotras?
Mientras que me desahogaba, Liam se levantó de la silla y puso su mano sobre mi hombro. El sabía lo mal que lo había pasado, no poder contarle a la gente el maravilloso momento por el que estaba pasando, era una situación extraña. Preferí ocultárselo a mis padres para que no fuese mas difícil de lo que ya era, su hija estaba viviendo en otro país, sola y ahora resultaba que encima estaba saliendo con un chico de una banda conocida mundialmente; y a mis amigas se lo oculté, porque además de que no me creerían, tenía miedo a que nuestra relación cambiase, a que me dejasen de querer como una amiga y solo les importase por ser la novia de un famoso.
-Mira yo te mataba. Pero, ¿tu estas tonta? ¿Cómo no le vas a gustar a la gente, si eres un encanto?-dijo Ana, mientras Marta por detrás suya sonreía y asentía con la cabeza.
Esa era la prueba, la prueba de que me equivocaba, la prueba de que Ana y Marta siempre me querrían como amiga. Se habían preocupado antes por animarme y darme confianza que de enfadarse conmigo. Me entendieron. El corazón se me hinchó y me sentí orgullosa, así que me abalance sobre ellas y las abracé. Nos quedamos un rato mientras los chicos sonreían y Liam suspiraba aliviado. 
Cuando nos separamos, sin embargo, Marta me dio un manotazo en el brazo y me dijo:
-Eso por no contarnos.
Reí, tenía las mejores amigas del universo.

Narra Liam*

Que momento tan tierno. Antes quería que me cayesen bien, ahora sabía con certeza que lo harían, ya solo me quedaba caerles bien yo a ellas...no sería muy difícil.
-Bueno y, ¿qué tal el viaje? ¿Os gusta Londres? ¿Y la casa?-les iba preguntando mientras agarraba a Cristina y me sentaba en el sofá, con ella sobre el regazo.
-Pues muy bien, bueno no tanto, a mi me sentó algo mal el viaje en avión.-dijo la princesita Marta.
-¡Pues como a mi! Siempre bajo como un poco desorientado-dijo Niall mirándola. Nunca había dicho que le sentasen mal los viajes, la verdad...
-A mi se me taponan los oídos-añadió Harry tocándose las orejas.
-Tu siempre los tienes taponados con tanto pelo-río Zayn.
Louis se inclinó en la silla y tocó el pelo de Harry.
-Amo su cabello.
-Lo tiene como Ana.-dije. Cristina no me había hablado mucho sobre las chicas pero si me había comentado la timidez de la mayor de las hermanas, y al compartir eso con ella, me dí cuenta de lo difícil que tenía que ser, estar con todos nosotros allí, tenía que estar súper nerviosa.
-¡Aaahhhh! Es verdad la estatuilla tiene el pelo como Harry.-Lou se levantó corriendo y le tocó el pelo a Ana. Ella aunque al principio se ruborizó un poco, después soltó una carcajada.
-Es mas suave-nos dijo Louis.
-Es que es de chica-dijo Niall.
-¿Y eso qué tiene que ver listillo?-comentó Zayn
-Ella lo tiene mas bonito que el mio-dijo Harry, mirándola a los ojos, ahora si que se puso roja y bajo la mirada. La cancion What Makes you Beautiful le venía como anillo al dedo.
-Pues si que tiene que ver porque...
Y así, comenzamos a discutir si las chicas tienen mejor pelo que los chicos...ya, un tema de conversación extraño, pero así somos nosotros... Todos participamos en la conversación, como un gran grupo, aunque ya te podías ir dando cuenta de quienes sentían mas afinidad entre ellos. Nos tiramos como una hora allí, en el camerino, pero pasaron como cinco minutos. Las chicas habían encajado y cuando llegó la hora de la despedida, de lo único que teníamos ganas es de que llegase mañana para poder verlas de nuevo a todas.
Por cierto, ¿os interesa la resolución a la que llegamos de nuestra discusión?
Todo queda y es mejor en las chicas, que en los chicos; excepto para Zayn que llego a la conclusión de que todo queda y es mejor en él, que en cualquier otro ser del planeta.


jueves, 9 de agosto de 2012

CAPITULO 11 "Primeras impresiones (Parte 2)"

Narra Harry*

Hasta que Louis no me dió un codazo, no pude parar de mirar sus ojos, ¡y que ojos! Era guapa, su hermana también lo era, pero a mi me gustó más ella. No era exactamente mi tipo, porque no era rubia, ni tenía los ojos claros, pero es una de esas personas que llaman la atención, que no pasan desapercibidas. Estaba roja y tenía los ojos súper abiertos, al principio había posado sus ojos por todos nosotros pero después se había detenido en mí y al ver que yo también la miraba, bajo rápido la vista. ¿Qué dijo Liam? ¿Qué eran fans? Espero que yo fuese su preferido porque si es así, tengo la sensación de que seria diferente con ella, de que algo cambiaría.

Narra Ana María*

Miré a Liam, se estaba besando con Cristina y entendí que todo había sido una trampa pero, ¿cómo lo habría conocido ella y desde cuando serían pareja? ¿Por qué nadie se había enterado? Después dirijí mi mirada hacia Niall, que estaba mirando a mi hermana,  Zayn estaba mirándonos alternativamente y con una media sonrisa, Louis nos miraba a nosotras y después al suelo, intentando no reírse y por último miré a Harry, que me estaba mirando directamente a los ojos. Por un momento le aguanté la mirada pero después la baje y me puse aun mas roja de lo que ya estaba, sentía que las mejillas me ardían, pero por dentro saltaba y gritaba de alegría. ¿Cómo había ocurrido esto?

Narra Louis*

Vale, bien, tanto tiempo callado yo no aguanto...
-Eh, ¿Qué tal chicas?-me fuí acercando a la que Harry no paraba de mirar, a la estatua-¿Quieres un abrazo, estatuilla?
No espere su respuesta y la abracé, estaba rígida. Después le di un abrazo a la hermana, ella si me lo respondió.
-Otro para ti, princesita de los nervios.
Después miré al resto de los chicos, y no me lo podía creer, estaban cortados. Reí para mi mismo, no habíamos llegado a esto nunca, parecían ellas las famosos y nosotros los nerviosos por conocerlas. Pero yo, como siempre, líder del grupo y de una inteligencia sobrenatural, tomé las riendas de la situación.



-Bueno, pues os voy a presentar, mirad este es Zayn, venga acércate, muy bien un besito. Siguiente, este es Niall, el irlandés para los amigos-se demoró en besar y abrazar a la princesita- Venga, besito abrazo besito abrazo... Vamos ligoncete haz honor a tu apodo y acércate a las señoritas- le dije a Harry, que se acercó, primero a la hermana pequeña y después a la mayor, se le noto que había vuelto en sí, porque tenía esa sonrisa que utilizaba para ligar.
-Me alegra que ya hallas recuperado la movilidad ¿Tu eres?
-Yo soy...-comenzó.
-Preciosa.-finalizó, consiguiendo que la chica sonriera.
-Vale, vale, vale, ya puedes pasar. Es verdad, ¿como os llamáis?
-Yo soy Marta.
-La princesa nerviosa.-ya tenía apodo.
-Ana María.
-Ana María, bonito nombre y bonita voz, pero ten cuidado con Harry, es mio.
Todos reímos.
-Bueno y por último, pero no por ello menos importantes, la parejita feliz. Si, habéis oído bien, no miréis con esa cara, ellos son Liam-Liam se acercó y le dió a cada una un abrazo- y Cristina, la amiga que os ha estado mintiendo todo este tiempo.
Ella subió los hombros y con una sonrisa les dijo:
-Lo siento, chicas.

CAPITULO 10 "Primeras impresiones (Parte 1)"

Narra Marta*

Vale...mmm...en la habitación están One Direction. Uiii en cualquier momento viene mi madre, me despierta y ni viaje a Londres, ni verano, ni concierto de los One Direction, ni nada de nada... Que están aquí, que son ellos. No me lo puedo creer, ¿qué hago? Que guapo es Niall, me esta sonriendo, todos sonríen, voy a buscar a Cristina... ¿Pero qué hace agarrando a Liam? Parece que se conocen, se están acercando, se acercan más...¡se han dado un beso! Y ahora vuelven la vista con una sonrisa y Cristina me mira mientras levanta y baja los hombros. Estoy en un camerino, con los One Direction, en Londres, con mi hermana y una amiga, creo que mi amiga es la novia de Liam y que evidentemente ha estado fingiendo todo el tiempo... Vale, o me he vuelto loca, o estoy soñando o mi vida es maravillosa.

Narra Niall*

Estas chicas son muy monas. Se han quedado con cara de flipadas y nos miran raro pero tienen pintas de ser simpáticas. Una esta rojisima, pero mejor no le digo nada porque cuando yo me pongo rojo, no me gusta que me digan que lo estoy, porque me pongo mas nervioso; tiene la boca entreabierta y los ojos como platos, no se mueve nada de nada, ni un músculo. La otra es mas movida, no deja de atusarse el pelo, tocarse los ojos, agarrarse las manos...esta echa un manojo de nervios. Es muy guapa...me esta mirando voy a sonreirle, me ha devuelto la sonrisa y es la mas bonita que he visto nunca.

Narra Liam*

Todo va bien, o eso creo... Una no se mueve y la otra no para quieta, creo que le va a dar algo pero todo va bien. Cristina ya me ha besado, como siempre me he quedado como atontado (que efecto, tiene sobre mi) y nos han visto las chicas, así que supongo que ya se habrán dado más o menos cuenta de lo que ha pasado y de lo que Cristina les ha estado ocultando. La verdad es que quiero caerles bien porque son las primeras personas del entorno de Cristina que conozco. En el tiempo que estamos saliendo no he conocido a nadie de su familia y amigos, ellas eran las primeras, quería causarles una buena impresión porque tengo planeado pasar mucho, mucho tiempo con Cristina.





Narra Zayn*

Estaba esperando la llamada de Perrie desde esta mañana temprano y aun no se ha dignado a llamarme ni a atender a mis llamadas, últimamente esta muy rara. Y por esa razón no podía disfrutar bien de este momento tan gracioso. Louis se esta aguantando la risa, al igual que yo. La situación era de lo mas extraña: nosotros parados mirándolas, ellas mirándonos con los ojos como platos, los otros dos besándose... Los que no parecían tener ganas de reír eran Niall y Harry; y eso era raro viniendo de ellos. Los dos se habían quedado embobados mirándolas hasta que Louis le dio un codazo a Harry para que saliese de sus ensoñaciones y Niall apartó la vista para mirarlos. Cada vez estoy mas seguro de que a Harry le gusta más una mujer que a un tonto un lápiz.

NOTA: Dentro de un ratito, subo el siguiente ;)